Redacción, Noticias MX Político. Con más de 4 mil 500 trabajadores de la salud muertos por Covid-19, una cuarta ola de contagios a la vuelta de la esquina, la llegada de la variante Ómicron y la evidencia científica de que la inmunidad que producen las vacunas comienza a bajar a los seis meses de aplicarse el esquema completo, el Gobierno de México se olvidó del personal médico para la primera ronda de aplicación de dosis de refuerzo.

En Latinus presentaron testimonios de enfermeros y personal de laboratorio que exigen ser vacunados para evitar nuevos brotes en hospitales públicos. Aseguran que están preocupados y decepcionados por no haber sido tomados en cuenta. Lamentan que el gobierno federal siga excluyendo y maltratando al personal que ha estado en la primera fila del combate a la Covid-19 durante casi dos años.

jam

(17 , 1)