Redacción, Noticias MX Político. Ejidatarios de San Lorenzo Chiautzingo pidieron la intervención de los autoridades estatales y federales para que se delimiten los linderos de esa localidad con el rancho La Mendocinas, propiedad de Raúl Salinas de Gortari, a fin de dar certeza legal a la solución del conflicto y evitar “futuras confrontaciones”. 

En un comunicado firmado por los integrantes de la comisión de apoyo al comisariado ejidal que fue nombrada para resolver esta controversia de límites, los pobladores advierten que si bien Salinas de Gortari retiró cercas y abrió los pasos de servidumbre que había bloqueado, aún menciona públicamente que el predio en disputa, llamado El Cipresal, es de su propiedad.

Según Proceso, en el escrito, esta comisión recuerda que desde hace meses se había registrado este conflicto por el predio El Cipresal (Proceso 2391), pero que ahora esperan que sean las autoridades las que aclaren de manera “legal y precisa” la delimitación de ambos para dar por concluida la controversia.

“Reconocemos y somos respetuosos de las acciones por parte del propietario del rancho Las Mendocinas al retirar cercas y apertura de pasos de servidumbre, se agradece la buena disposición para la solución de la controversia, pero eso no nos da la certeza jurídica que en un futuro pueda surgir nuevamente algún desacuerdo y/o problemática, pues el propietario del rancho Mendocinas menciona públicamente que la barranca El Cipresal es de su propiedad”, reclaman los ejidatarios.

Agregan que la comunidad será respetuosa de lo que las autoridades estatales y federales determinen en respeto pleno al estado de derecho, aunque hacen referencia a que ese terreno ha estado hasta ahora en servicio y resguardo del ejido San Lorenzo Chiautzingo. 

“Esperamos la pronta intervención de las autoridades competentes para que emitan lo que corresponda en beneficio y solución de la controversia”, puntualizan en su escrito.

Cabe recordar que luego de que Proceso publicó que Raúl Salinas era acusado de intentar despojar a este ejido de un terreno comunal que comprende unas cinco hectáreas, el llamado “hermano incómodo” del expresidente Carlos Salinas de Gortari retiró de manera voluntaria los cercos que había colocado y hasta envió cartas a los vecinos para pedir disculpas. 

Sin embargo, en los mismos escritos que Salinas de Gortari firmó, asegura tener “la opinión sustentada en documentos públicos e históricos” de que El Cipresal forma parte de su rancho.

Los ejidatarios pidieron la intervención del diputado federal de Morena, Alejandro Carvajal, para que solicite a la Comisión Nacional del Agua (Conagua) que delimite el área federal correspondiente al arroyo, pues en los planos del Registro Nacional Agrario y los certificados expedidos por el Procede, es ese afluente el que marca la frontera entre Las Mendocinas y el ejido Chiautzingo. 

JAM

(9 , 9)