Luisa María Alcalde se suma a la lista de aspirantes a la nominación morenista por la jefatura de Gobierno, donde figuran Clara Brugada, Martí Batres, Rosa Icela Rodríguez y hasta -eventualmente, en función de las definiciones y las negociaciones interpartidistas- Ricardo Monreal Ávila.

Redacción MX Político.- Una interesante hipótesis convertida en nota informativa, difundida este sábado por el portal especializado LPO, gana la atención de muchos editores.

Es la especie alusiva a la supuesta inclinación y consecuente operación de Beatriz Gutiérrez Müller, esposa del Presidente de la República quien tiene ya favorita para la sucesión de Claudia Sheinbaum en 2024, en la figura de Luisa María Alcalde, actual secretaria del Trabajo y Previsión Social federal, quien se viene a sumar al listado de morenistas, aliancistas e independientes que aspiran al cargo desde estas fechas.

Como es el caso de Clara Brugada, Martí Batres, Rosa Icela Rodríguez y hasta -eventualmente, en función de las definiciones y las negociaciones interpartidistas- Ricardo Monreal Ávila.

Esta definición tan deliberada y anticipada, ya le costó a la también escritora e investigadora Beatriz Gutiérrez, entrar en una ‘diplomática diferencia’ con una influyente periodista mexicana y además ‘comadre presidencial’: la directora del influyente diario mexicano La Jornada, quien abiertamente simpatiza con las pretensiones de la también periodista Rosa Icela Rodríguez, exintegrante de la plantilla del rotativo y actual secretaria de Seguridad Pública federal.

Carmen Lira Saade.- Directora de La Jornada.

Se comenta por fuentes cercanas -según el portal LPO-, que en los últimos días Carmen Lira, ha expresado cierto malestar al observar los movimientos de Beatriz Gutiérrez Müller para jugar en la sucesión de la Ciudad de México en 2024.

El nexo nexo de Gutiérrez Müller con Luisa María Alcalde, explica la presencia de esa funcionaria en el desayuno de Toluca, donde se trazaron la líneas estratégicas hacia 2024.

La intención de Beatriz de disputar ese terreno no es nueva, solo hay un cambio de alfil. Meses atrás el proyecto era el subsecretario Hugo López-Gatell pero por razones obvias -México es uno de los países más golpeados a todo nivel en la región por el manejo de la pandemia-, ese vehículo se volvió inconducente.

Trasciende que Gutiérrez ya ha realizado algunos movimientos, como por ejemplo encargarle a otro protegido suyo, el subsecretario de Egresos Juan Pablo De Botton, que comience a redactar algunos documentos de corte técnico para esa probable candidatura.

Más adelante, el portal electrónico LPO especula y señala: El sentido de la ubicación de Gutiérrez es notable porque en pocas semanas se ha vuelto un dolor de cabeza para las dos principales “corcholatas”. A Marcelo Ebrard le ha intervenido la Cancillería mediante la designación de embajadores en geografías estratégicas como Brasil, Reino Unido y Rusia. Y ahora, a Sheinbaum, la descoloca al posicionarle una eventual sucesora fuera de los planes de la Jefa de Gobierno.

Carmen Lira por su parte, se lee en la nota, tiene una opinión demoledora de Luisa María Alcalde. En sus reuniones nocturnas en la redacción la describe como una funcionaria vaga, poco eficiente, frívola y completamente influenciable por su padre Arturo Alcalde, a quien la editora tampoco tolera, en parte por su cercanía con ese otro jefe sindical que es Napoleón Gómez Urrutia.

hch

(359 , 7)