Redacción MX Político.- La próxima semana se define si la iniciativa por extender la presencia de la Sedena en la Guardia Nacional es ratificada por el Senado de la República, con esta iniciativa, además de definir una gran parte de la estrategia nacional de seguridad de México hasta 2028, se juega la estabilidad de la coalición Va por México, integrada por el PRI, PAN y PRD.

En el último aspecto, recae en los hombros de Miguel Ángel Osorio Chong, coordinador de la bancada del Partido Revolucionario Institucional (PRI), que Va por México continúe unida en lo legislativo y, en consecuencia, en lo electoral, pues en el legislativo federal, el tricolor aparenta estar fracturado, pues hay quienes están de acuerdo con que la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) siga a cargo de la GN y hay quienes no.

Los bandos se dividieron entre diputados y senadores. En primera instancia, las y los diputados del PRI, encabezados por Alito Moreno, Rubén Moreira y Carolina Viggiano optaron por promover que la Sedena extienda su control operativo y administrativo en la GN hasta 2028, a través de una iniciativa que reforma el Artículo 5° de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos (CPEUM).

Del otro lado del extremo están los senadores, liderados por Osorio Chong, quienes fijaron postura en contra a la iniciativa constitucional, misma que ha sido confirmada por Ricardo Monreal, presidente de la Junta de Coordinación Política (Jucopo) en el Senado, quien reconoció que existe un avance nulo en el proceso de negociación ara juntar la mayoría calificada para aprobar la iniciativa.

¿Por que la estabilidad de la coalición opositora se disputará en el Senado?

Con la presentación, promoción y aprobación de esta iniciativa en el Pleno del Palacio Legislativo de San Lázaro por parte del PRI, los partidos restantes que integran Va por México, Partido Acción Nacional (PAN) y Partido de la Revolución Democrática (PRD) aseguraron que se trata de apoyar la agenda del presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) que promueve la supuesta militarización de México.

De tal modo que se pronunciaron en contra de lo que el tricolor aprobó con su participación, ya que para que este tipo de iniciativas sea aprobada, se necesita de dos terceras partes del Congreso de la Unión, algo que Morena, PT y PVEM no juntan por sí solos, por lo que deberían de sumar a alguien de la oposición.

Fue en este panorama que tanto el PRD como el PAN sacaron un comunicado de manera conjunta en el que condenaban lo realizado por Alito Moreno e instaban al Senado de la República, como cámara revisora, que impidieran el avance de esta iniciativa, algo que parece que así ocurrirá.

Al respecto, el doctor Monreal Ávila afirmó que hasta el domingo 18 de septiembre no se ha logrado el consenso que se necesita para que se apruebe esta reforma: “Ha sido intensa la negociación, me he reunido con coordinadores de los grupos parlamentarios y con funcionarios del gobierno federal. No hemos logrado hasta ahora un consenso que nos permita adelantar alguna noticia”, aseguró en sus redes sociales.

Cabe recordar que, como parte del proceso legislativo, esta iniciativa será presentada, discutida y votada el lunes 19 a las 17:00 horas (tiempo del centro de México) por las Comisiones de Puntos Constitucionales y de Estudios Legislativos del Senado de la República. Y, en caso de que pase al pleno, se someterá a la votación de 128 senadores, donde debe de tener, al menos 86 manifestaciones positivas. Por lo que el liderazgo de Osorio Chong podría ser decisivo para que la coalición impulsada por Claudio X. González y Gustavo de Hoyos siga en pie para 2024.

jpob

(11 , 11)