Redacción MX Político.- Frente a las anomalías en las elecciones en Campeche, Michoacán y San Luis Potosí, integrantes del Grupo Parlamentario del Partido Acción Nacional (PAN) respaldaron la decisión del Comité Ejecutivo Nacional (CEN) de su partido, para exigir la anulación de los procesos electorales en dichos estados.

Al respecto, el representante del Poder Legislativo por parte del PAN ante el Instituto Nacional Electoral (INE), senador Juan Antonio Martín del Campo, sostuvo que existen pruebas donde se demuestra el uso de programas sociales para coaccionar el voto.

Hubo fraude en las tres entidades, y esto pone en juego la certeza y equidad de la contienda, aseveró.

“Promover el voto libre y secreto es una tarea de todos. Dentro de nuestra democracia no se deben permitir estos hechos que debilitan nuestro sistema político”, recalcó.

Al referirse al rebase de topes de campaña dentro de la elección del pasado 6 de junio, el senador panista se mostró de acuerdo con las medidas tomadas por el CEN del PAN y la alianza Va Por México.

“No sólo fueron estas las acciones que se generaron dentro de estas elecciones, sino que hubo una promoción indebida del voto, vulneración de la cadena de custodia, uso de los programas sociales y amenazas de la delincuencia organizada”, aseguró Martín del Campo.

Por ello, dijo, la bancada del PAN en el Senado se suma a las denuncias que muestran que en San Luis Potosí, el candidato del Partido Verde, Ricardo Gallardo, rebasó los topes de campaña en al menos el 24 por ciento, al sumar 36.2 millones de pesos.

Con estas acciones claramente inconstitucionales, el candidato superó por 7 millones más del monto autorizado por la ley, aclaró.

Además, comentó Martín del Campo, “el Partido Verde hizo proselitismo electoral el día de la elección. Y también se extraviaron alrededor de 8 mil 814 boletas de la elección de gobernador, lo cual se suma a las múltiples irregularidades detectadas dentro de las actas electorales, donde la falta de folios fue una constante”.

Sumándose a las voces que exigen una investigación a fondo las irregularidades en la región de Tierra Caliente, Michoacán, el senador indicó que se tienen pruebas de la incursión del crimen organizado en el proceso electoral, donde las irregularidades se presentaron en al menos el 80 por ciento de las casillas.

“Las autoridades están obligadas a anular el proceso y reponerlo para elegir un nuevo gobernador”, concluyó.

jpob

(3 , 1)