Redacción MX Político.- En el proceso de elección del próximo dirigente del sindicato petrolero hay “mano negra”, toda vez que la “base corrupta”, enquistada en las 36 secciones, es “juez y parte”, aseveró Cecilia Sánchez, senadora de Morena.

En entrevista, la aspirante a la secretaría general del Sindicato de Trabajadores Petroleros de la República Mexicana (STPRM) acusó que la Secretaría del Trabajo y Previsión Social “se echó para atrás” en los acuerdos con los trabajadores respecto a que las votaciones se realizaran de manera electrónica y con la vigilancia de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) y el Instituto Nacional Electoral (INE).

“Lo que pedimos es un proceso transparente. Nos había prometido que el voto iba a ser libre, directo, secreto y electrónico, eso es lo que nos había dado certeza a los trabajadores. Los líderes de las secciones son juez y parte; te registran, deciden las fechas y ellos van a tener las urnas de votación”, apuntó.

MH

(14 , 1)