Redacción MX Político.- El senador Ricardo Monreal consideró que en cierta medida Morena se alejó de sus principios plurales e incluyentes y en la actualidad algunos grupos internos se disputan el poder, y para ello se valen de prácticas políticas del pasado, las cuales quedaron en evidencia en las jornadas de elección de consejeros distritales.

Para el zacatecano, la lucha intestina quedó demostrada con las intromisiones y la influencia de facciones en las pasadas elecciones internas a nivel nacional, recordando que el propio Mario Delgado, actual líder de Morena, reconoció que hubo irregularidades en algunos distritos, aunque las minimizó al señalar que la participación de tres millones de personas las convirtieron en un éxito histórico.

Sobre estas elecciones, Ricardo Monreal apuntó: “Más que un ejercicio verdaderamente democrático, se convirtieron en una medición de fuerzas y capacidad económica y clientelar de movilización entre quienes, de manera excluyente, han sido señalados como posibles aspirantes presidenciales por el propio jefe del Estado mexicano”.

El presidente de la Junta de Coordinación Política del Senado (Jucopo) señaló que la ausencia de Andrés Manuel López Obrador en la dirigencia del partido ha generado un vacío de poder y apuntó que desde entonces la cúpula del partido ha sido incapaz de instalar mecanismos de renovación y selección de dirigentes que verdaderamente se puedan catalogar como democráticos.

El legislador zacatecano cuestionó, a manera de reflexión, cuál ha sido el motivo de esta incapacidad en el partido y apuntó que para Morena ha sido casi imposible sustituir a Andrés Manuel López Obrador, pues su popularidad y su liderazgo social lo convirtieron en la “piedra fundacional de Morena”, y aunque el ahora titular del Ejecutivo no se mantiene alejado de la vida de su partido, su ausencia parcial genera ese vacío de poder que distintos grupos de poder buscan capturar.

Además, Monreal apuntó que la fuerza que ha logrado obtener el partido guinda eleva las probabilidades de que la persona que encabece la candidatura presidencial en 2024 se alzará con el triunfo. Agregó que esas posibilidades de triunfo combinadas con el proceso anticipado de sucesión, iniciado por el propio López Obrador, desencadenó las fuerzas internas que están alejando a Morena de su declaración de principios.

Monreal, que declinó participar en la elección de consejeros distritales de Morena, insistió que la dirigencia se está desviando de los principios plurales y reiteró que se ha excluido paulatinamente a varias figuras que fueron parte de la fundación del partido, a pesar de contar con una amplia trayectoria como activistas sociales.

Añadió que reiteradamente se ha visto cómo la polarización al interior del partido castiga a quienes aspiran a vivir una vida económicamente cómoda y aleja a quienes se atreven a cuestionar el actuar de la dirigencia y de los órganos internos del partido.

Reflexionó que si bien Morena fue un movimiento incluyente durante sus primeros años en la vida política del país, en la actualidad se podría estar convirtiendo en víctima de sus victorias, pues recordó que en 2014 se constituyó formalmente como partido político y en solo cuatro años alcanzó la Presidencia de la República.

Además, en solo ocho años ya gobierna en dos terceras partes del país y mantiene mayoría en las dos cámaras del Congreso de la Unión.

El senador Monreal subrayó que “Morena logró llegar al poder por la vía democrática, no por las armas, como en otros tiempos u otras latitudes, pero sus procesos internos distan mucho de poder ser catalogados como democráticos”.

jpob

(15 , 3)