Redacción Mx Político.- La contrarreforma eléctrica del gobierno debe replantearse en favor de las energías limpias y más baratas, protección a la salud, cuidado del medio ambiente y propiciar las inversiones productivas del sector, porque tal como está la propuesta generaría un altísimo costo económico, ambiental y social para los mexicanos.

Así lo expresó el presidente Nacional del PAN, Marko Cortés Mendoza, tras exponer que Acción Nacional espera apertura y buena disposición del gobierno durante las mesas de diálogo en la Secretaría de Gobernación que darán inicio esta semana.

De acuerdo con el Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO), la contrarreforma eléctrica que propone el gobierno morenista costaría hasta 512 mil millones de pesos. Sin embargo, si el sector privado continúa participando en la generación de la electricidad, la Comisión Federal de Electricidad gastaría sólo 94 mil millones de pesos para renovar sus plantas.

“En Acción Nacional lo hemos dicho con total claridad, es indispensable replantear la iniciativa del gobierno para que una eventual reforma eléctrica sí baje el costo de la luz en beneficio de los consumidores mexicanos. Nosotros insistiremos en el impulso de las energías renovables, porque son más limpias y más baratas. Reiteramos nuestra postura a favor de las inversiones privadas que generan empleo en el sector eléctrico”, afirmó.

Nosotros pedimos al gobierno implementar un programa para masificar la producción de energía, a través de “generación distribuida” con paneles solares subsidiados en todos los hogares en México, logrando que la gente pague menos por la luz y se impulsen las energías limpias y renovables en nuestro país, porque el sol y el aire son un regalo de la naturaleza que debe de aprovecharse.

Cortés Mendoza anticipó las consecuencias inmediatas que se tendrían con la contrarreforma del gobierno, entre las que destacan los apagones masivos, como los que se registraron en 2021 en Nuevo León, Coahuila, Tamaulipas, Chihuahua, Zacatecas, Durango, Sonora y Ciudad de México.

Otro resultado negativo para las familias mexicanas sería el encarecimiento de la luz, al convertir a la Comisión Federal de Electricidad (CFE) en un monopolio. También habría más contaminación por la quema de combustóleo para la producción de electricidad.

Asimismo, aseguró el dirigente Nacional del PAN, con el monopolio energético que pretende el gobierno morenista, México sería identificado con los países con gobiernos autoritarios. El incumplimiento de los tratados internacionales como los Acuerdos de París contra las emisiones contaminantes, sería otro de los males de la iniciativa.

“Nosotros apostamos por las energías limpias y más baratas. Estamos a favor de la certidumbre para las inversiones que generan empleos. En el PAN rechazamos la contrarreforma del gobierno porque ahuyenta las inversiones y apuesta a las energías contaminantes”, apuntó.

Finalmente, Cortés Mendoza señaló que la contrarreforma eléctrica planteada por López Obrador deteriora la imagen de México, al ahuyentar las inversiones productivas en el sector y las indemnizaciones millonarias por la cancelación de los contratos con empresas extranjeras.

(17 , 2)