Redacción MX Político.- El coordinador del PAN en el Congreso de la Ciudad de México, Christian Von Roerich celebró la salida de Florencia Serranía del Sistema de Transporte Colectivo Metro, pero al mismo tiempo, demandó abrir una investigación firme en su contra por negligencia y omisiones durante su gestión. 

Señaló la separación del cargo fue “tardía” y Serranía no puede irse por la “puerta trasera” y mucho menos, el Gobierno debe apostarle al olvido de la tragedia ni fallas del Metro por atención, mantenimiento y rehabilitación de esta red de transporte. 

Precisó que, en tan sólo 2 años de Serranía al frente del Metro, hubo “trenes que chocan, incendios, explosiones y vagones que se caen, entre otros acontecimientos. Ahora tiene que comparecer ante el Congreso y la Fiscalía interrogarla para someterla a una línea de investigación por su probable responsabilidad administrativa y penal”. 

Señaló que entre los hechos que marcaron el expediente negro para Serranía, está la muerte de una mujer en la estación Tacubaya hace 2 años, a la que se le atribuyó negligencia por parte del jefe de Estación.  

“Y cómo olvidar el incendio en la subestación de Delicias, que tuvo como saldo otro muerto y seis líneas del Sistema detenidas bajo el argumento de ser un corto circuito, pero nunca se dijo quién lo provocó, resaltó. 

Del mismo modo, se debe continuar con la investigación por el choque de trenes en Tacubaya, donde lamentablemente falleció una persona y hubo por lo menos 50 heridos tras un supuesto “error humano”.  

Además, las constantes fallas en el suministro eléctrico de la Línea A, derivando a cortes de movilidad afectando a los usuarios del oriente en épocas de lluvia. 

En este sentido y a casi 2 meses del desplome mortal de la Línea 12, en el cual murieron 26 personas y más de 70 heridos, dijo es necesario que se investigue y sancione a quienes estuvieron a cargo del mantenimiento bajo el liderazgo de Serranía, incluyéndola a ella.   

Christian Von Roehrich apuntó que fue tan malo y vergonzante el trabajo de la hoy ex directora del Metro que ni para dar la cara por las muertes y los heridos tras el desplome de vagones en la estación Olivos de Tláhuac.  

“Morena y el Gobierno se niegan sistemáticamente a una crear una Comisión Investigadora para que los funcionarios del Metro responsables del desplome comparezcan, pero esa actitud fomenta corrupción y detiene la verdad alrededor de lo sucedido en Tláhuac”, expusó.  

El líder de la fracción panista señaló que la designación de Guillermo Calderón al frente del Metro, tiene la misión de garantizar la seguridad a los usuarios y no vuelva a ocurrir una tragedia similar a la de L12: “destinando los recursos necesarios para darle mantenimiento al Metro y asumir su responsabilidad”. 

Finalmente aprovecho para solicitar un encuentro con carácter de urgente entre el funcionario y el Congreso local, con objeto de establecer mesas de trabajo hacia un esquema que pueda dar cauce a un mejor desempeño en el servicio. 

jpob

(14 , 1)