Redacción MX Político.- El gobierno no será “alcahuete” en el caso del ex gobernador de Chihuahua, César Duarte, recién extraditado a México, adelantó el presidente Andrés Manuel López Obrador en la Mañanera.

En ese sentido, pidió tenerle confianza a la autoridad de Chihuahua, donde se lleva el juicio contra el ex gobernador priísta.

En la conferencia de prensa matutina, el mandatario explicó que tiene la información de que César Duarte podrá ser juzgado por todos los posibles delitos que se le imputan y echó abajo la versión de que únicamente será juzgado por unos cuantos y eso le daría la posibilidad de salir de prisión.

“Yo tengo información que se le puede juzgar por todos los presuntos delitos que cometió”, dijo y dio a conocer que hará una revisión para que no se omitan delitos.

“(Es decir), que la extradición sólo permite juzgarlo de dos (delitos) y luego salga; nosotros no actuamos como alcahuetes y eso no”, dijo AMLO.

El presidente explicó que si fuera el caso y no se le juzgará por todos los delitos que se le imputan, pedirá a la autoridad correspondiente -aquí y en Estados Unidos- que actúe en consecuencia.

Consideró que es necesario que sea la instancia local y no federal la que lleve este caso, pues hay confianza sobre su rectitud.

AMLO acusó que se había hecho mal la extradición de Duarte

Tiene que ser la instancia que corresponde, añadió el presidente, y tener confianza en que van hacer bien las cosas, porque ya no es lo mismo de antes.

Reconoció que al principio se había elaborado mal la petición de extradición contra Cesar Duarte, pero intervino la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE).

“Se demostró en que había interés en hacer mal las cosas para beneficiarlo… Pero voy a pedir de nuevo una revisión y si hay este propósito de favorecerlo y es ilegal aquí mismo lo vamos a dar conocer”, remató.

jpob

(16 , 16)