Redacción MX Político.- La crisis migratoria protagonizada por haitianos se ha extendido a lo largo de México, con miles de personas varadas en la frontera sur y otros malviviendo en el norte de país mientras buscan cruzar a Estados Unidos.

La región vive una ola migratoria sin precedentes desde comienzos de año con un flujo histórico de 147 mil indocumentados detectados en México de enero a agosto, el triple de 2020.

Esta última semana la situación se ha recrudecido enormemente en el norte de México con el arribo de miles de haitianos que intentaron cruzar desde Ciudad Acuña, en el estado de Coahuila, hasta Del Río (Texas), dejando trágicas imágenes como la de un agente de la Patrulla Fronteriza golpeando con un látigo a un haitiano.

En México, centenares de ellos pernoctan ahora en un campamento improvisado en Ciudad Acuña. Otros más llegaron a la fronteriza Reynosa, Tamaulipas, y a Monterrey, Nuevo León. En esos puntos, miles de ellos han saturado los albergues existentes y han llegado a dormir a la intemperie.

En Ciudad Juárez, autoridades manifestaron que hay entre 15 mil  y 20 mil migrantes que han comenzado a saturar los refugios destinados a su atención y resguardo.

En Oaxaca, decenas de extranjeros procedentes de Venezuela, Haití y países de Centroamérica arribaron al albergue Hermanos en el Camino, de Ciudad Ixtepec, informó el sacerdote Alejandro Solalinde, fundador de este refugio.

Explicó que los refugiados en su mayoría iban en la caravana que fue disuelta en Tapachula, Chiapas, donde fueron desplegados operativos del Instituto Nacional de Migración (INM) con el apoyo de la Guardia Nacional (GN).

Los migrantes buscaron otras rutas; en los albergues han recibido atención médica.

jpob

(12 , 12)