Redacción MX Político.- Tras la publicación en varios medios de comunicación de artículos que ligan el cambio de color de las aguas de la Laguna de Bacalar con las obras del Tren Maya, el presidente Andrés Manuel López Obrador dijo que estas versiones son falsas, pues las obras del megaproyecto ni siquiera están cerca de este lugar.

El mandatario informó que el tramo del Tren Maya que pasa cerca de Chetumal, donde se ubica la laguna, ni siquiera ha comenzado a construirse.

Mostrando un mapa, AMLO dijo que las obras más cercanas son las que realizan en Escárcega y en Chichén Itzá, localidades que se encuentran a más de 280 kilómetros de la laguna.

“¿Cómo es que van a cambiar los colores si todavía no se está trabajando?”, cuestionó.

López Obrador afirmó que estas acusaciones forman parte de una campaña, pero aseguró que perderá fuerza, pues no tienen razón.

Al insistir que quienes se oponen al Tren Maya son pseudoambientalistas financiados por sus adversarios políticos, AMLO cuestionó que no reclamen sobre la devastación ocasionada por la empresa Vulcan Materials, a la cual calificó de catástrofe ecológica luego que la compañía afectó 2 mil hectáreas al extraer material como rocas de una cantera y arena del Caribe para reparar carreteras en EU.

“Esto no lo vieron todos los que están impulsando los amparos en contra del Tren Maya”, dijo.

jpob

(9 , 9)