Redacción MX Político.- Un juez ordenó al fiscal General de la República (FGR), Alejandro Gertz, abstenerse de hacer manifestaciones públicas o juicios de valor respecto de la culpabilidad o responsabilidad de Rosario Robles.

Augusto Octavio Mejía Ojeda, titular del Juzgado Tercero de Distrito de Amparo en Materia Penal, hizo el ordenamiento al conceder un amparo a Robles, quien acusó al abogado de la nación de violar su derecho humano a la presunción de inocencia y debido proceso.

Lo anterior derivado de la declaración hecha por Gertz Manero el 12 de agosto de 2020 durante un evento realizado en El Colegio de México.

En aquella ocasión, el fiscal aseguró que Emilio Lozoya, exdirector de Petróleos Mexicanos, recibía un trato diferente al de Rosario Robles, porque el primero aceptó los cargos y decidió cooperar con la autoridad.

La declaración de Gertz Manero se dio luego de que integrantes del Colegio de México le cuestionaron sobre el trato “diferenciado” que se le está dando a Lozoya con relación al trato que recibe Robles.

Ambos fueron secretarios de Estado en la administración del presidente Enrique Peña y están imputados de casos similares que implican millonarios desfalcos al erario. Lozoya colabora con la FGR y está libre, pero Robles no y recién cumplió dos años y un mes en prisión.

“Es muy sencillo, este individuo (Lozoya) está haciendo una oferta formal y una denuncia de hechos de una circunstancia que ha generado un daño patrimonial por unos 400 millones de pesos, él lo está presentando, él está acudiendo”, indicó.

“En el otro caso (el de Robles) no hay eso, y es un daño por 15 mil millones de pesos, donde están involucradas la mayor parte o una buena parte de las instituciones públicas de educación superior del país, por favor, por favor, es decir la jerarquía de daños merecerían la conducta solidaria con el Estado mexicano para descubrir esa famosa llamada Estafa Maestra”, dijo Gertz Manero en aquella ocasión.

Para la defensa de Robles, el fiscal violó su derecho a la presunción de inocencia y debido proceso al dar a entender que la exfuncionaria está en prisión por “no ser solidaria con el Estado”, es decir, por no “delatar” a otros funcionarios, cuando en realidad no tiene nada por revelar.

“Para esta defensa, significa que el fiscal pretende utilizar la prisión preventiva como un mecanismo coercitivo contra la ciudadanía. Antes eran tehuacanazos, hoy es prisión. Pareciera que Robles está privada de su libertad por no querer colaborar con las autoridades, cuando en este país ese hecho no es ningún delito”, dijo entonces la defensa de la exfuncionaria.

Robles promovió un amparo y lo ganó, según una resolución publicada este lunes. El sentido de la resolución es para el efecto de que el fiscal Gertz Manero “tome todas las medidas necesarias para que en lo subsecuente, se abstenga de realizar manifestaciones o juicios de valor respecto de la culpabilidad o responsabilidad de la aquí quejosa, en los hechos materia de las investigaciones que se integran en su contra”.

jpob

(7 , 7)