Redacción, Noticias MX Político.-Con 3 mil 800 millones de pesos para ejercer en un año no se puede atender con eficacia a 22 millones de mexicanos indígenas que viven en este país y los más de dos millones de las comunidades afromexicanas, aseveró la diputada federal Eufrosina Cruz Mendoza, del Grupo Parlamentario del Partido Revolucionario Institucional (GPPRI), al referirse al presupuesto asignado al Instituto Nacional de los Pueblos Indígenas (INPI) en el Paquete Económico 2022, propuesto por el Ejecutivo Federal,

Afirmó que “no es con saliva ni con amor como se construye la igualdad, es con presupuesto, con enfoque intercultural”, por lo que destacó la importancia de considerar a las personas a la hora de ejercer el presupuesto, “para que sean independientes y que salgan de ese círculo que se llama pobreza y marginación”.

La legisladora por Oaxaca manifestó que los diputados priistas ven con preocupación el retroceso de más de 20 años en el proyecto de Presupuesto del año próximo, por lo que —dijo– será prioridad de su bancada lograr la aplicación diferenciada de las asignaciones presupuestales para este sector de la población, en congruencia con lo establecido en el Artículo 2 de la Carta Magna.

Al participar en la conferencia de prensa encabezada por el diputado federal y coordinador del GPPRI, Rubén Moreira Valdez, y por el presidente del Comité Ejecutivo Nacional del PRI, Alejandro Moreno Cárdenas, con la presencia de los diputados federales de esa bancada, Eufrosina Cruz señaló que con la creación de la Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas (hoy INPI), en el 2004, por primera vez se habló de educación intercultural, de desarrollo de salud, de electrificación a las comunidades y del rescate de las lenguas.

Por ello, destacó la importancia de rescatar estos valores: “Porque una comunidad indígena sin su cultura, sin su lengua, no puede hablar de desarrollo integral y de igualdad; se tienen que incorporar su identidad, su visión”.

La legisladora priista puntualizó que la propuesta de la bancada priista es que estos recursos, que están en el eje transversal, se direccionen y se orienten “al espacio que fue la lucha de muchas y de muchos hermanos indígenas para hacer política”.

(5 , 1)