Redacción MX Político.- La de 2023 será una de las elecciones con más exigencias para el Instituto Nacional Electoral (INE), afirmó Lorenzo Córdova Vianello, ya que la gubernatura del Estado de México representa el nuevo desafío previo a la elección federal del 2024, por ello tanto “para el Instituto como para el Instituto Electoral del Estado de México (IEEM) su organización ya comenzó y ambos estamos listos para afrontarla con profesionalismo e imparcialidad”.

Al reunirse con la estructura local de INE en el Estado de México, así como con vocales de las 41 Juntas Distritales, los exhortó a enfrentar este nuevo desafío electoral tal como en los ocho años y medio del actual sistema electoral, en donde en ningún proceso ha habido problemas ni conflictos postelectorales.

La elección del Estado de México será “la joya de la corona” en la disputa del proceso 2023, consideró Córdova, ya que además de que se trata del laboratorio político que antecede a la elección federal del 2024, “se ha convertido en un espacio de disputa de grupos políticos ancestrales y otros nuevos que han ido conformado el tablero político tanto a nivel estatal como nacional”.

Lorenzo Córdova les pidió vigilar la trinchera que les toca en las elecciones del 2023, primero, y después la del 2024 y hacerlo sin preocupaciones, ya que “será la mejor manera de ayudarnos para que las elecciones salgan bien, entregándose a la organización de ambos procesos”.

“No se distraigan en preocupaciones que son normales del entorno político”, expresó el Consejero Presidente, al considerar que, ahora, además de ser vigilantes de la organización del proceso es preciso defender al INE “y lo haré hasta el último día de mi mandato”.

Para ello, anotó, se requiere que “ustedes hagan lo que saben hacer, que es organizar elecciones, para que no se conviertan en un problema”.

“Pese a quien le pese ha habido armonía política gracias a su trabajo durante este tiempo” y por ello les pido nuevamente que se entreguen en cuerpo y alma para que estas elecciones salgan bien.

Relató tres momentos importantes para el Instituto: la aprobación del presupuesto 2023 y explicar los costos del proceso local del año próximo y garantizar que se tengan los recursos suficientes para iniciar con la organización del 2024.

Otro momento será una eventual reforma electoral en la Cámara de Diputados, lo que “a estas alturas sería un suicidio” por los procesos electorales ya en puerta y, finalmente la renovación parcial del Consejo General en abril con la salida de cuatro de sus integrantes, “lo cual es positivo ya que se quedarán siete compañeras y compañeros, garantía de estabilidad hasta en tanto se elijan a las y los nuevos integrantes”, señaló.

(9 , 9)