A través de un comunicado de prensa, el Grupo México, encabezado por el empresario Germán Larrea, informó que la terminación anticipada del contrato relativo al tramo del Tren Maya que le tocó construir, se debe a la imposibilidad técnica para concretar el proyecto en 11 meses y entregarlo en julio de 2023.

Asimismo, la empresa expuso que se evitó incurrir en un incumplimiento derivado de nuevas fechas de entrega solicitadas: “La seriedad y el profesionalismo del consorcio lo llevaron a declinar ante la complejidad y la premura impuesta a la terminación del proyecto. El consorcio no cometió ningún incumplimiento durante la vigencia del contrato”.

Asimismo, esta mañana el periódico Reforma publicó que el consorcio integrado por las empresas Grupo México y Acciona Infraestructura presentaron dos demandas contra el gobierno federal, reclamando una indeminización luego de que el gobierno federal decidió terminar su participación en la construcción del tramo 5 del Tren Maya para dárselo al Ejército mexicano.

“Grupo México sostiene su absoluta convicción de que el finiquito debe ser transparente, apegado a los hechos y a la legalidad”, sostuvo la empresa.

jpob

(12 , 12)