Redacción, Noticias MX Político. El estandarte de la actual administración, la política de combate contra la corrupción del presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, fue calificada como “una estrategia profundamente influenciada por la política y con poco que presumir” en un artículo del Financial Times, publicado este lunes.

Según Latinus, titulado López Obrador has little to show for his fight against corruption (López Obrador tiene poco que mostrar por su lucha contra la corrupción), el artículo del Financial Times señala que si bien la credibilidad del presidente López Obrador “de no estar interesado en acumular dinero” es reconocida incluso por sus oponentes, acota que las instituciones anticorrupción se han debilitado durante su administración, dando pocos resultados.

En el artículo, el Financial Times recordó que en su discurso ante el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, realizado este mes, López Obrador dijo que en México “hemos aplicado la fórmula de desterrar la corrupción y poner el dinero ahorrado en ayudar a la gente”, pero descartó que esta afirmación se esté aplicando dentro de su administración, pues señaló incluso de preocupante la exoneración de los aliados políticos y la persecución de críticos del gobierno.

“La imagen del presidente de no estar personalmente interesado en acumular dinero para sí mismo, algo que incluso muchos oponentes creen que es real, le da credibilidad ante los votantes sobre la corrupción. El problema es que las instituciones carecen de la independencia o los recursos para sostener una verdadera lucha contra la corrupción”, dice el artículo.

Como ejemplo los insuficientes resultados de estas instituciones, el artículo señala que María de la Luz Mijangos Borja, titular de la Fiscalía Especializada en materia de Combate a la Corrupción, “solo ha logrado asegurar dos sentencias por delitos en más de dos años y medio en el cargo”.

En este sentido, resalta la reciente renuncia de Santiago Nieto a la titularidad de la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF), “luego de ser reprendido por López Obrador por su boda en Guatemala”, dependencia que bajo su dirección produjo “escasos resultados en casos penales” aún cuando ordenó el bloqueo de miles de cuentas, apunta el artículo.

jam

(7 , 7)