Redacción MX Político.- El exlíder del Cártel de Guadalajara, Miguel Ángel Félix Gallardo, alias “El Jefe de Jefes”, está diagnosticado con al menos 22 padecimientos como diabetes, tuberculosis pulmonar y hasta sordera. Por esa razón, un juez federal ordenó su libertad condicionada en reclusión domiciliaria con brazalete, informó este jueves en la mañanera de Palacio Nacional, Rosa Icela Rodríguez Velázquez, secretaria de Seguridad y Protección Ciudadana.

La salida del penal del narcotraficante aún enfrenta un recurso de impugnación que interpuso ante el Poder Judicial la Fiscalía General de la República (FGR), por lo que, por órdenes del presidente Andrés Manuel López Obrador, se ordenó darle atención médica especial.

“Nosotros, he dado la instrucción para que en el penal se le den todas las atenciones médicas que requieren, no solamente este interno sino todos los que ahí permanecen”, explicó Rosa Icela Rodriguez.

Al respecto, el presidente Andrés Manuel López Obrador llamó al Poder Judicial y la Fiscalía General de la República a ser cuidadosos con la decisión final que tomen “porque está de por medio el prestigio de las instituciones del estado mexicano”.

“Y entonces hoy vimos este asunto y estamos pidiendo que tanto la fiscalía como el Poder Judicial actúen con apego estricto a la legalidad y que se tome en cuenta que independientemente de lo jurídico nosotros tenemos que cuidar el prestigio de las instituciones de México, el prestigio del estado mexicano”

El narcotraficante de 76 años de edad, está recluido en el Centro Estatal de Puente Grande, Jalisco, cumpliendo dos sentencias, una de 40 años por los delitos contra la salud, acopio de armas y cohecho. La otra de 37 años, derivado del homicidio del agente de la DEA México estadounidense, Enrique Camarena.

“Actualmente se la han diagnosticado 22 padecimientos, entre los que destacan sordera izquierda y mala audición derecha, atrofia del globo ocular derecho y glaucoma en ojo izquierdo, carcinoma facial, hernia de disco, hipertrofia de próstata benigna, vertido de larga evolución, esofagitis, diabetes mellitus, tuberculosis pulmonar latente y neumonía adquirida en el reclusorio”, explicó la secretaria.

Sin embargo, el pasado 25 de agosto de este año, el encargado de la coordinación del área médica de la Comisaría de Sentenciados de Jalisco recomendó el arraigo domiciliario de Félix Gallardo, ya que su estado actual de salud requiere de atenciones que en el penal donde se encuentra no se le podrían brindar.

“Por ejemplo: atención especializada constante, vigilancia estrecha y supervisión durante las 24 horas del día, debido a su edad avanzada y múltiples patologías. Actualmente es atendido de manera permanente por el área médica, así como por especialistas de segundo y tercer nivel”, explicó la secretaria.

Ante la recomendación, un juez federal ordenó su reclusión domiciliaria con monitoreo electrónico. “Al momento, la situación es que no sabemos cómo concluirá la impugnación interpuesta por parte de la Fiscalía General de la República. En resumen, la decisión sobre la salida o no de este interno corresponde al Poder Judicial y también a la FGR y al seguimiento que se lleva”, explicó.

jpob

(13 , 13)