Redacción MX Político.- El diputado Rubén Moreira Valdez, coordinador del Grupo Parlamentario del PRI, señaló que su partido no apoyará el periodo extraordinario para abordar la reforma electoral planteada por el Ejecutivo Federal; sin embargo, el trabajo de comisiones y el Parlamento Abierto no debe parar.

“Si se da un Parlamento Abierto en el mes de julio o agosto no hay ningún problema, para eso se nos paga, pero un periodo extraordinario no queremos. Votaríamos en septiembre”, dijo el legislador en declaraciones a la prensa.

Detalló que pese a que hay coincidencias en la iniciativa que presentó su partido con la del PAN y la del Ejecutivo Federal, el PRI busca específicamente fortalecer al Instituto Nacional Electoral e impedir que el crimen organizado tenga injerencia en procesos electorales.

Sostuvo que, al igual que la propuesta del PAN, su iniciativa contempla la segunda vuelta electoral, ya que esto significaría mayor estabilidad para el país y las entidades federativas.

De igual forma, dijo, se propone la vicepresidencia, ya que está demostrado, en otras democracias, que un vicepresidente se puede encargar de vigilar y coordinar la política interior, “y eso es fundamental”.

Otro tema importante que se incluye es evitar que el narcotráfico tenga injerencia en las elecciones, pues es un fenómeno que está sucediendo en varios estados de la República. También se busca la reducción de la Cámara de Diputados

“También es importante tener un observatorio que nos empiece a dar patrones de conducta en las elecciones, porque hay municipios o distritos donde sólo hay un hombre o hay donde nadie quiere participar”, agregó.

Apuntó que aún no se han tomado determinaciones sobre qué sucede cuando se asesina a un candidato o cuando el crimen organizado está inmerso en el proceso electoral. “Nadie habla de eso”.

Por otro lado, cuestionado sobre las declaraciones del Presidente de la República respecto de los médicos mexicanos, el diputado indicó que en el país hay perfiles especializados, sin embargo, no cuentan con seguridad social, estabilidad laboral, instrumentos, instalaciones y medicamentos para ejercer su profesión en lugares de alta marginación.

Señaló que el problema no es que se contrate a médicos cubanos, ya que la medicina de ese país es buena, sin embargo, el conflicto radica en que la mayor parte de la planta del personal médicos mexicano no tiene base.

“Si hay médicos suficientes, lo que no hay son plazas. No se les pagan viáticos, no se les construyen albergues en los lugares más alejados para que ellos se queden. No hay medicinas, equipamiento, muchos de ellos tienen que llevar su propio material”.

Cuestionado sobre las investigaciones que la UIF realiza al diputado Ignacio Mier, Moreira Valdez señaló que es “una bajeza” al interior de Morena, probablemente porque tiene aspiraciones en la entidad.

“Ignacio Mier me representa confianza y somos de distintos partidos, hemos tenido un gran debate, yo creo que eso es un fuego amigo. Creo que está muy alejado de eso que se le señala. Esto que le hacen es una bajeza; tratan de impedir que llegue”, concluyó.

jpob

(14 , 1)