Marko Cortés, quien es el dirigente nacional del PAN, exigió al gobierno federal dejar la improvisación y la negligencia que han imperado en el proceso de vacunación contra Covid-19 e insistió en que es urgente que los gobiernos estatales y el sector privado ayuden para acelerar la aplicación de las vacunas en todo el territorio nacional.

Cortés manifestó, “el gobierno federal debe descentralizar el proceso de vacunación para que los gobiernos estatales y la iniciativa privada puedan colaborar en su aplicación, con el fin de lograr que los más de 25 millones de estudiantes de educación básica queden protegidos del Covid-19 y su regreso a las clases presenciales el 30 de agosto sea seguro”.

El líder panista a través de un comunicado de prensa afirmó que “a 16 meses del reconocimiento oficial de la pandemia en México continúa la improvisación y negligencia, la toma de decisiones caprichosa mediante decretos y sin que el Consejo de Salubridad General asuma plenamente sus funciones como órgano rector en materia de salud ante situaciones de emergencia”.

A su vez, comentó “han centralizado el proceso de adquisición de las vacunas desde la Secretaría de Relaciones Exteriores, pero ya no puede seguir siendo así, su politización del proceso sigue costando vidas y hoy enfrentamos un tercer brote, llegó el momento de que el responsable sea el Consejo de Salubridad General”.

Finalmente, concluyó expresando que el PAN exige que se tomen todas las medidas necesarias, que se acelere, facilite y pluralice el proceso de vacunación, porque aún estamos a tiempo, para que se asegure que el regreso a clases del próximo 30 de agosto no pondrá en riesgo la vida de las familias mexicanas.

(7 , 1)