Redacción MX Político.- Durante su participación en la novena sesión plenaria de la Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), el canciller mexicano Marcelo Ebrard reiteró la falta de acción y resolución del Consejo de Seguridad ante el conflicto Rusia-Ucrania, “una de las crisis más graves de los últimos años”.

“El Consejo de Seguridad, hay que decirlo, no ha podido cumplir con el mandato que le confiere la Carta de las Naciones Unidas, al no haber conseguido prevenir la guerra, ni tampoco tomar las medidas que pongan un alto a la agresión armada, menos aún, ha logrado encaminar proceso diplomático alguno para buscar una solución por la vía del diálogo y la negociación“, expresó Ebrard.

Entre las fallas del organismo, el canciller mexicano también destacó que no ha podido lograr que llegue todo el suministro de asistencia humanitaria requerido ante la creciente necesidad.

Horas antes, el canciller mexicano presentó ante el Consejo de Seguridad, en representación del presidente Andrés Manuel López Obrador, una propuesta para fortalecer los esfuerzos de mediación del secretario general António Guterres en el conflicto de Rusia y Ucrania.

“Con base en su vocación pacifista, México considera que la comunidad internacional debe canalizar ahora, sus mejores esfuerzos para alcanzar la paz”, dijo entonces el canciller mexicano.

Ante la Asamblea, Ebrard insistió en la propuesta mexicana y detalló que consistiría en una comitiva o Caucus de Jefes de Estado y de Gobierno que aliente y acompañe los esfuerzos del secretario general, para promover medidas de fomento de la confianza hoy perdida entre la Federación Rusa y Ucrania que permitan generar las condiciones, tan pronto sea posible, para acercar a las partes a los mecanismos de solución pacífica de las controversias que señala la Carta de las Naciones Unidas.

“Dicho de otro modo, ante la parálisis del Consejo de Seguridad, debemos ofrecer entre todos un canal diplomático complementario de los existentes para interactuar con las partes en conflicto, con miras a reducir las tensiones y encauzar la mediación indispensable”.

También resaltó lo que en casi dos años, México, como miembro electo del Consejo de Seguridad, ha hecho con el objetivo de adentrarse en las causas estructurales de los conflictos, y promover la diplomacia preventiva, como elemento central para el mantenimiento de la paz y la seguridad internacionales.

Aseguró que han traído a la mesa de discusión temas que “habían dejado de lado” como la pobreza, la corrupción y desigualdad como factores subyacentes del conflicto, la salud mental como objetivo ineludible de la ayuda humanitaria, las nociones de masculinidades para prevenir la radicalización y el terrorismo, la importancia de respetar el sistema de seguridad colectiva establecido en la Carta.

“La parálisis del Consejo de Seguridad resultado del abuso del llamado derecho de veto por parte de algunos de sus miembros permanentes, incluso, durante esta Asamblea, dos de ellos se refirieron explícitamente a la necesidad de restringir su uso a situaciones realmente excepcionales”, agregó.

jpob

(12 , 12)