Redacción MX Político.- Diputadas de los grupos parlamentarios del PRI, PAN, MC y PRD respaldaron la solicitud de colectivas feministas al Instituto Nacional de las Mujeres (Inmujeres) para que impulse una alerta de género a nivel nacional.

En conferencia de prensa conjunta, la diputada Melissa Estefanía Vargas Camacho (PRI) explicó que en México la violencia contra las mujeres representa una emergencia nacional, derivada de las omisiones de autoridades federales para articular una política nacional que contrarreste y reconozca un fenómeno generalizado de violencia contra este sector de la población.

Apuntó que continuar con la alerta de género únicamente a nivel local sigue siendo insuficiente para atender las crecientes agresiones contra las mujeres. “Este fenómeno ha abarcado ya todo el territorio mexicano, convirtiéndolo en un suceso de trascendencia nacional”.

“Hoy le abrimos la puerta de este Congreso a las asociaciones peticionarias para decirles que coincidimos con ellas y que las vamos a apoyar en esta solicitud, y que hoy nos sumamos a la alerta nacional”, compartió.

La diputada Margarita Zavala Gómez (PAN) sostuvo que esta solicitud de la sociedad civil también es una llamada de atención al Legislativo, ya que evidencia la necesidad de trabajar en acciones más efectivas en contra de la violencia de género.

“En algo fallamos porque no se ha logrado (la alerta de género) tal como lo decíamos, es por eso que vale la pena que nosotros también nos comprometemos a trabajar en ello”, subrayó.

La diputada Amalia Dolores García Medina (MC) señaló que la violencia contra las mujeres es una acción intolerable que ha desencadenado una crisis civilizatoria, que en el ámbito público y privado se presente una violencia feminicida y homicida.

“Hay alrededor de 20 feminicidios al día de mujeres y niñas. El último caso fue de una niña de un mes de nacida, esto es inaceptable, lo que está sucediendo es una descomposición que no puede ser tolerada.

Tenemos la urgencia de reforma sustanciales sobre alerta de género que garanticen que sigan otras acciones”, añadió.

Por su parte, la diputada Ana Lilia Herrera Anzaldo (PRI) adelantó que se tendrá una reunión con la Fiscalía General de la República para prevenir los feminicidios en el país, ya que el delito no requiere penas más grandes, sino que se mantengan vivas.

“Las mujeres no somos una bandera política, y las alertas de género se han convertido en un tema político al que todo mundo le huye y nadie atiende. Creo que gran reto es que podamos vigilar su implementación desde lo local”.

La diputada Blanca Alcalá Ruiz (PRI) comentó que ante el problema de violencia contra las mujeres hay respuestas escasas y omisiones múltiples por los distintos órdenes de gobierno.

“Se necesita que tengamos una estrategia de coordinación, de competencias y de compromisos. De coordinación de los tres órdenes de gobierno; de competencias, sobre los protocolos únicos, porque no lo tenemos, esto difícilmente nos lleva a que se concreten los temas legales y que los violentadores desestimen las consecuencias de sus acciones”.

La diputada Gabriela Sodi Miranda (PRD) comentó en el Poder Legislativo permean aún las conductas violentas contra las mujeres, por lo que es necesario continuar visibilizando la lucha de las mujeres y evidenciar los referentes violatorios que se han repetido de manera sistemática en el Pleno.

En su oportunidad, Xóchitl Azuara, de Red de Mujeres en Cadena, enfatizó en que, de acuerdo con datos oficiales del Secretario Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, en México son asesinadas 20 mujeres al día, “y todas han sido víctimas de violencia machista y misógina”.

Comentó que de 2015 a 2020 se registraron 4 mil 536 feminicidios; el año pasado aumentaron un 129.2 por ciento respecto del 2015. Asimismo, en el mismo periodo, se registraron 14 mil 888 homicidios dolosos a mujeres; por lo que se puede concluir que en seis años 19 mil 424 mujeres fueron víctimas de muertes violentas.

Estas cifras, dijo, son suficientes para considerar que todo el país debe declararse en alerta de género, pues sólo tres municipios del país no están alertados o tienen algún llamado por parte de organizaciones internacionales relacionado a la violencia de sus locatarias.

Al hacer uso de la voz, Marina Reyna Aguilar, de la Red Nacional Solicitantes de Alerta, indicó que debe de existir articulación entre los tres niveles de gobierno en materia de alerta de género, ya que actualmente no existe esta coordinación que es indispensable para el combate contra la violencia feminicida.

“Solamente están dejando la responsabilidad a los estados y a los municipios. El Estado mexicano tiene la obligación constitucional de promover y garantizar los derechos humanos de las mujeres que son violentados a nivel nacional”, aseveró.

De igual forma, Patricia Olamendi Torres, de Nosotras Tenemos Otros Datos, reiteró que la violencia contra las mujeres es una emergencia nacional, por lo que es urgente que se declare la alerta de género en toda la República.

“Hemos, al mismo tiempo, solicitado al secretario Gobernación que, de acuerdo a sus facultades y después de tres años de gobierno, emita dos programas nacionales: el programa nacional contra la violencia hacia las mujeres y el programa nacional contra la trata de personas, particularmente niñas y niños”, agregó.

jpob

(17 , 1)