Redacción MX Político.- La Administración para el Control de Drogas de Estados Unidos (DEA, en inglés) puede operar de nuevo desde hoy en México, luego de graves desavenencias que provocaron su suspensión, revelaron fuentes diplomáticas.

Las discrepancias surgieron en enero pasado cuando el exsecretario de Defensa y general en retiro Salvador Cienfuegos fue detenido en Estados Unidos.

Allí fue acusado por la DEA de tener contactos con el cartel H-2 y delitos relacionados con el narcotráfico.

Por su parte, el gobierno de México acusó a la DEA de fabricar la acusación contra el general sin sustento ni pruebas.

También rechazó que en la acción para privarlo de libertad no informó ni coordinó con sus pares mexicanos como correspondía en virtud de las relaciones de colaboración existentes y suspendió las actividades de la entidad en el país.

Según informaciones, la rehabilitación del permiso no incluye nuevos agentes, sino la misma cantidad que había y sus labores se enfocarán en la colaboración contra el crimen organizado, el narcotráfico y el tráfico ilícito de armas que terminan en manos de grupos criminales.

Esto se da en el contexto del Entendimiento Bicentenario, nuevo acuerdo bilateral en materia de seguridad establecido el pasado 8 de octubre durante una visita a México de funcionarios estadounidenses de alto nivel.

La reincorporación de agentes de la DEA en suelo mexicano era un tema central para la Casa Blanca en la relación bilateral.

Fueron intensas negociaciones de ambos lados, luego de una reforma constitucional que limita y regula la presencia de agentes extranjeros en México, para dar esas visas a los elementos de la agencia antidrogas de Estados Unidos.

No viene ningún nuevo agente (de la DEA). Se trata de sustituciones de personas que ya estaban aquí y fueron removidos este año, ya sea porque se retiraron o porque los comisionaron a otro lugar, indicaron fuentes citadas por La Jornada.

Añadieron que el resto de las visas para empleados de esa agencia corresponde a personal administrativo.

El sábado pasado el presidente Andrés Manuel López Obrador señaló que “no hay nada oculto” en la entrega de estas visas y los miembros de la DEA trabajarán de manera coordinada con personal de las instituciones nacionales de seguridad.

jpob

(22 , 1)