Redacción, Noticias MX Político. Estudiantes de medicina de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) marcharon este viernes del parque La Bombilla a la Rectoría y luego a la Facultad de Medicina, en Ciudad Universitaria, para exigir que se cumpla con la oferta de mil 113 plazas para internado que se ofertaron el pasado lunes 7, de las cuales solo dieron 989.

Además, demandaron “un internado digno”, dado que no sólo se cerraron 124 plazas, sino que abrieron otras que habían sido canceladas por denuncias de violencia sexual y agresiones por parte de delincuentes.

Según Proceso, con pancartas en las que escribieron leyendas como: “Mi vida vale más que un 8.8”, “Internado digno, ¡Nos faltan 124 plazas!” o “#InternadoSeguro ¡No al acoso!”, los estudiantes se manifestaron afuera de la Rectoría, donde al unísono gritaron: “¡Que baje Graue!”, “¡Graue también es doctor!” y “Graue, escucha, el médico está en la lucha”.

De igual manera, demandaron “mayor número de plazas en condiciones dignas”, porque “el número de plazas ofertadas deberá ser siempre igual al número de alumnos inscritos en el año en curso”.

Y exigieron a la Secretaría de Enseñanza Clínica, Internado y Servicio Social (SECISS) verificar que siempre se cumpla este requisito antes de dar inicio al Acto Público de Selección de Plazas e Inscripción al Internado Médico.

También denunciaron que no existe un trato digno ni perspectiva de género para las mujeres embarazadas, ya que, si piden algún cambio a un lugar más cercano, la respuesta es que si no pueden con la plaza mejor se den de baja.

Otra de las quejas fue que, al seleccionar al personal del internado médico, a quienes tienen 8.9 y 8.8 de promedio los obligan, bajo coerción, a decidirse por una plaza fuera de la Ciudad de México que fueron deshabilitadas, ya sea por abuso sexual, robo de materiales o inseguridad, desaparición, secuestro y asesinato.

A los 124 alumnos que dejaron sin elección para su internado les dijeron que en enero de 2022 les harían saber cuál será su lugar, sin derecho a escogerlo, cuando ese mes comienza el internado.

En tanto a los coaccionados los mandaron a Tamaulipas y Nuevo León, sin importarles que la nueva variante del coronavirus Ómicron estuviera activa, que no tengan familiares en ese lugar, sus condiciones económicas, o la inseguridad.

“Los trataron con la punta del pie, con negligencia y con largas”. Y sobre el aumento del pago de la beca a los Médicos Internos de Pregrado (MIP’s), destacaron que las autoridades administrativas de la Secretaría de Enseñanza Clínica, Internado y Servicio Social, así como la Dirección de la Facultad de Medicina, “deberán realizar este esfuerzo”.

jam

(14 , 1)