Redacción MX Político.- Miembros del gabinete de Andrés Manuel López Obrador están en la mira de la opinión pública, luego de haber sido señalados por la investigación Pandora Papers, en la que se involucra a diversas personalidades internacionales de la política en esquemas de paraísos fiscales, entre otros delitos.

Sin embargo, el presidente de México tuvo respuesta para cada una de las polémicas, en las que algunos de sus colaboradores más cercanos tuvieron su apoyo para lo que pueda llegar a venirse con la investigación que ya prepara la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF).

Por su parte, Carlos Loret de Mola consideró que se trata de una práctica muy bien ensayada por el presidente, y que incluso hay una serie de pasos a seguir que culminan en el carpetazo a los casos más polémicos de la política internacional donde sus colaboradores más cercanos se han visto involucrados.

En su más reciente columna para el periódico El Universal, aseguró que su método comienza por darle poca importancia a los escándalos y hablar de ellos apenas unos minutos, a diferencia de otros que no apuntan a su administración.

En segundo lugar, asegura que se investigarán los hechos, pero dicha orden queda incumplida; sin embargo, opta también por la salida de pedir que se le pregunte al involucrado, aunque éstos pocas veces toman la sugerencia.

También suele salirse por la tangente, asegurando que se trata de una campaña en su contra, y señala a sus antecesores de haber incurrido en más delitos. Por último, en la mayoría de los casos, el presidente asegura que tiene la conciencia tranquila, pues no se habla de su persona.

Esta misma ruta es la que ha trazado AMLO en otros casos además del Pandora Papers como los videos de su hermano recibiendo fajos de billetes, o las propiedades de Bartlett y el contrato otorgado a su hijo durante la pandemia, entre otras, consideró el columnista mexicano.

“El presidente no da la cara ni asume ninguna responsabilidad. Se esconde en el cómodo formato de las mañaneras para que no se le cuestione más, y con eficaz desfachatez, se le resbala”, consideró Loret de Mola.

Sin embargo, aseveró que otra cosa sería si alguien cercano a ex presidentes como Felipe Calderón o Enrique Peña Nieto estuviera involucrado en Pandora Papers o cualquier otro escándalo o denuncia mediática.

“No quiero ni imaginar lo que estaría diciendo -y con justa razón- López Obrador, que tan exigente s con la corrupción… ajena”, cerró el afamado periodista y presentador.

Por su parte, Andrés Manuel López Obrador fue cuestionado en su conferencia de prensa mañanera sobre las acusaciones que pesan en contra de personalidades como Julio Scherer, Jorge Arganis Díaz; Julia Abdala, pareja de Manuel Bartlett, director de la Comisión Federal de Electricidad; o Armando Guadiana Tijerina, senador por Morena desde 2018.

En el primer caso, pidió que se le cuestione a Scherer directamente, y sea él quien aclare; el segundo involucrado, le aseguró personalmente al presidente que fue todo un fraude en su contra; para el tercero, desechó la información al considerar que la involucrada no es parte de su gabinete.

En total, el reportaje enlista a 3 mil 47 mexicanos (80 del ámbito político) que cometieron delitos fiscales, por lo que AMLO hizo un fuerte reclamo al únicamente nombrar a cuatro de ellos, todos vinculados con la 4T.

“Que se sepa más, que se informe más. Que bien que se está transparentando y que las autoridades correspondientes actúen si hay delitos que perseguir. (…) Se tiene que hacer a todos”, aseveró.

(39 , 39)