Redacción MX Político.- La caravana migrante cerró este sábado su segunda semana de travesía por el sur de México, cambiando la ruta: en lugar de ir por Oaxaca continuarán hacia Tuxla Gutiérrez, capital de Chiapas, a pesar de que tienen los ánimos mermados tras la muerte de un cubano a manos de la Guardia Nacional y el posterior choque con las autoridades que dejó varios detenidos.

La caravana descansó en el parque central de Arriaga, donde aprovecharon para curar sus heridas, recibir atención médica y descansar.

La ruta de esta caravana es llegar a la ciudad de Tuxtla Gutiérrez, hasta donde tendrían que caminar unos 135 kilómetros de carretera en zonas despobladas. Planean parar en alguna comunidad del recorrido aunque todavía es incierto en cuál, contaron. También hacen paradas de descanso breve en gasolineras que van encontrando.

MH

(9 , 2)