Redacción, Noticias MX Político.  La llamada telefónica entre el dirigente nacional del PRI, Alejandro Moreno y uno de sus subalternos en la que le pide que exija a uno de sus proveedores le regale 100 mil gorras es reflejo la cultura de moches en tiempo electoral, dijeron legisladores morenistas; y pidieron que se investigue el tema.

Según 24 Horas, la diputada federal Susana Prieto (Morena) pidió a la gobernadora de Campeche, Layda Sansores, que haga justicia para los habitantes de ese estado que también fue gobernado por el priista.

“A mí me parece que más que las 100 mil gorras que pudo haber pedido a un proveedor, los cinco millones y medio de dólares que entregó a Solá son un verdadero escándalo y a mí me parece que la actual gobernadora de Campeche debe hacer justicia por todos los campechanos”, dijo la legisladora por Chihuahua.

JAM

(12 , 4)