Redacción MX Político.- El 24 por ciento de la superficie de la Ciudad de México está cubierta por asfalto, debido a esto, la capacidad que tiene para infiltrar lluvia es mínima.

De acuerdo a un estudio de organizaciones civiles, el resto conserva mayor potencial de recarga, por lo que necesario preservar estas zonas. El Estudio Hidrogeológico de Zonas de Recarga Acuífera para el Abastecimiento de Agua de Ciudad de México describe que el cambio climático y la urbanización reducirán la infiltración pluvial.

A su vez, el estudio agrega que en el Valle de México existe un área extensa de infiltración aproximadamente de 577 mil hectáreas, pero los promedios de agua disponible para ser infiltrada disminuirán con el calentamiento global.

MH

(18 , 1)