Redacción MX Político.- El presidente Andrés Manuel López Obrador aseguró que ya cumplió con 98 de los 100 compromisos que hizo en 2018 al iniciar su administración, y comentó que sólo le falta descentralizar las secretarías federales y el esclarecimiento de la desaparición de los 43 estudiantes de Ayotzinapa.

“Yo en el Zócalo, cuando tomé posesión el 1 de diciembre de 2018, hice 100 compromisos con el pueblo, he cumplido 98. Me faltan dos, y uno es el de la descentralización del gobierno federal, que no hemos podido, sobre todo por la pandemia que nos llevó a estar aquí para enfrentar el Covid y todo el daño que causa, pero ya vamos a ir avanzando en este propósito”, afirmó el mandatario.

En su conferencia diaria, comentó que a finales de este año, la Secretaría de Salud se mudará a Acapulco, Guerrero, pues la entidad encabezada por Héctor Astudillo aportará el edificio para que sea la sede de la dependencia.

“Salud va a estar en Guerrero, el pasado fin de semana ya fuimos a ver el edificio donde va a estar en Acapulco, estuvo también el doctor Jorge Alcocer y ya quedamos de que a finales de este año tenemos ya que empezar la mudanza para despachar desde Guerrero en lo relacionado con salud”, indicó. 

Sobre el caso Ayotzinapa, el titular del Ejecutivo dijo: “Hemos avanzado pero no hemos podido cumplir, es otro pendiente”. 

Estos son los 100 compromisos de López Obrador, también conocido como AMLO por su acrónimo: 

  • Vamos a darle atención especial a los pueblos indígenas de México. Todos los programas del gobierno tendrán como población preferente a los pueblos indígenas. 
  • Se atenderá a todos los mexicanos (..) pero se aplicará el principio de que, por el bien de todos, primero los pobres. 
  • Se mantendrán las estancias infantiles de la antigua Secretaría de Desarrollo Social y se regularizarán los CENDIS 
  • Los estudiantes de Primaria y Secundaria que provengan de familias de escasos recursos económicos recibirán becas educativas. 
  • Todos los estudiantes de los Colegios de Bachilleres, escuelas técnicas, vocacionales y preparatorias públicas, recibirán una beca de 800 pesos mensuales. 
  • Trescientos mil jóvenes, en condiciones de pobreza, que ingresen o estén estudiando en universidades, tendrán derecho a una beca de 2400 pesos mensuales. 
  • En 2019 estarán funcionando 100 universidades públicas. 
  • Se impulsará la formación artística desde la educación básica y se apoyará a creadores y promotores culturales. 
  • Se promoverá la investigación científica y tecnológica; se apoyará a estudiantes y académicos con becas y otros estímulos en bien del conocimiento. 
  • Se cancelará la llamada Reforma Educativa, se establecerá en el Artículo 3º de la Constitución el derecho a la educación gratuita en todos los niveles de escolaridad y el gobierno no agraviará nunca más a maestras y maestros. 
  • Hoy comienza el plan para apoyar a los damnificados de los sismos con trabajo, vivienda y servicios públicos . 
  • También hoy comienza un programa de mejoramiento urbano en colonias marginadas de la frontera norte: Tijuana, Mexicali, San Luis Río Colorado, Nogales, Ciudad Juárez, Acuña, Piedras Negras, Nuevo Laredo, Reynosa y Matamoros. 
  • Se hará realidad el derecho a la salud. El propósito es garantizar a los mexicanos atención médica y medicamentos gratuitos
  • Bajarán los sueldos de los altos funcionarios y aumentaran proporcionalmente los sueldos de los trabajadores de base y sindicalizados que ganan menos de 20 mil pesos al mes. 
  • Se aumentará la pensión a los adultos mayores en todo el país; es decir, se le entregará a cada uno 1,274 pesos mensuales. 
  • También recibirán este apoyo un millón de discapacitados pobres, en especial, niñas y niños de pueblos y colonias marginadas. 
  • Dos millones 300 mil jóvenes desempleados serán contratados para trabajar como aprendices en actividades productivas en el campo y la ciudad, y ganarán un sueldo de 3,600 pesos mensuales. 
  • En este mes iniciamos la construcción de caminos de concreto en municipios olvidados de Oaxaca, Guerrero y otros estados. 
  • Los pequeños productores del campo, ejidatarios, comuneros o pequeños propietarios recibirán un apoyo económico semestral para la siembra de alimentos. 
  • Iniciará un programa de entrega de fertilizantes cuidando que no se dañen los suelos, en beneficio de productores agrícolas. 
  • A los pequeños productores de maíz, frijol, arroz, trigo y leche se les comprarán estos alimentos a precios de garantía en almacenes o depósitos de Diconsa y Liconsa. 
  • Se fomentará la actividad pesquera para mejorar la vida de las comunidades costeras y ribereñas. Los pescadores de atún y sardina recibirán un precio justo por sus productos. 
  • Ya comenzaron los preparativos para plantar en los próximos dos años árboles frutales y maderables en un millón de hectáreas, con el objetivo de producir alimentos, reforestar, mejorar el medio ambiente, crear 400 mil empleos y arraigar a la gente en sus comunidades de origen. 
  • Se unirán Diconsa y Liconsa en una sola empresa para el abasto y la distribución de alimentos de consumo popular. Se llamará Seguridad Alimentaria Mexicana (Segalmex). 
  • Se otorgará créditos a la palabra y sin intereses a ejidatarios, comuneros y pequeños propietarios para la adquisición de novillonas, vacas y sementales. 
  • Los artesanos, dueños de talleres, tiendas y pequeñas empresas, también recibirán créditos a la palabra. 
  • Se transferirá a las comunidades mineras el impuesto que se cobra a las empresas por la extracción del mineral. 
  • No aumentará el precio de las gasolinas, el gas, el diésel y la luz, solo se le aplicará el componente de inflación; es decir, no habrá gasolinazos. 
  • Los apoyos que otorgue el gobierno al pueblo se entregarán de manera directa, sin intermediarios, para evitar “moches”, corrupción y manipulación política. 
  • Se creará el Banco del Bienestar para que la gente pobre, hasta en los pueblos más apartados, pueda cobrar la ayuda del gobierno. 
  • El incremento del presupuesto para financiar los programas del bienestar se obtendrán de ahorros por no permitir la corrupción y gobernar con austeridad republicana. 
  • No aumentarán los impuestos más allá de la inflación y no se crearán nuevos impuestos. Tampoco aumentaremos la deuda pública. 
  • Seremos respetuosos de la autonomía del Banco de México y de sus políticas para evitar que haya inflación o devaluaciones. 
  • Se aplicará una estricta política de austeridad republicana. No habrá amiguismo, nepotismo e influyentismo, ninguna de esas lacras de la política. Serán transparentes la nómina y los bienes de los funcionarios públicos y de sus familiares cercanos
  • No se comprarán sistemas de cómputo en el primer año de gobierno. 
  • Solo tendrán secretarios particulares los funcionarios integrantes del gabinete ampliado. 
  • Se cancelarán fideicomisos o cualquier otro mecanismo utilizado para ocultar fondos públicos y evadir la legalidad y la transparencia. 
  • Se suprimen todas las estructuras y programas duplicados (oficialías mayores, oficinas de prensa, publicaciones, defensorías jurídicas, compras, contraloría interna y otras) y estas funciones o programas se centralizarán en una sola unidad o coordinación. 
  • Se reducirá en 50% el gasto de publicidad del gobierno. 
  • Los funcionarios de Hacienda, Comunicaciones, Energía y otras dependencias, no podrán convivir en fiestas, comidas, juegos deportivos o viajar con contratistas, grandes contribuyentes, proveedores o inversionistas vinculados a la función pública. 
  • Ningún funcionario público podrá ocupar en su domicilio a trabajadores al servicio del Estado, si no lo tiene permitido o no cuenta con autorización para ello. 
  • Ningún funcionario, sin causa de emergencia, podrá ordenar cerrar calles, detener el tráfico o pasarse los altos o estacionarse en lugares prohibidos. 
  • No se comprará ninguna mercancía que exista en los almacenes públicos en cantidad suficiente. 
  • No se remodelarán oficinas, ni se comprará mobiliario de lujo. 
  • Sólo tendrán apoyo de choferes los secretarios y subsecretarios. 
  • Salvo plena justificación, los policías y militares de las distintas corporaciones no estarán al servicio de funcionarios o particulares. 
  • Se eliminarán partidas para vestuario o cualquier gasto de protocolo y ceremonial dedicado al Presidente, a sus colaboradores cercanos y a familiares. 
  • Se cuidarán los bienes de las oficinas a disposición de servidores públicos para proteger el patrimonio colectivo. 
  • Se evitarán gastos innecesarios en el extranjero. Las únicas oficinas del gobierno serán las embajadas y los consulados. 
  • Se tratará con amabilidad a los ciudadanos en las oficinas públicas y en cualquier lugar, aceptando con humildad que ellos son los mandantes de nosotros, los servidores públicos. 
  • Las compras del gobierno se harán de manera consolidada; mediante convocatoria y con observación ciudadana y de la oficina de transparencia de la ONU. 
  • Los contratos de obra del gobierno se llevarán a cabo con la participación de ciudadanos y de observadores de la ONU. 
  • No se autorizará la contratación de despachos para elaborar proyectos de ley, planes de desarrollo o cualquier tipo de análisis, recomendaciones, informes y otros documentos que puedan elaborarse con el trabajo y la capacidad profesional de los servidores públicos. 
  • Se descentralizará el gobierno federal y las secretarías van a estar ubicadas en distintos estados de la república, porque todo el país es México. Este proceso se llevará a cabo de manera voluntaria, sin afectar a los trabajadores al servicio del Estado; por el contrario, tendrán oportunidades para la adquisición de viviendas, educación para sus hijos, atención médica y seguridad social. 
  • Habrá un auténtico estado de derecho. A nadie le estará permitido violar la Constitución y las leyes, y no habrá impunidad, fueros ni privilegios. 
  • Se acabará la impunidad; se reformará el Artículo 108 de la Constitución para juzgar al Presidente en funciones por cualquier delito que cometa, igual que a cualquier ciudadano. 
  • Estará prohibido y se convertirá en delito grave, sin derecho a fianza, la corrupción, el robo de combustible, la portación ilegal de armas de fuego, la falsificación de facturas para la evasión fiscal, el fraude electoral, la compra de votos y el uso de presupuesto para favorecer a candidatos y partidos. 
  • No habrá partidas en el presupuesto a disposición de diputados o senadores. Se acabará la vergonzosa práctica de los llamados “moches”. 
  • Ningún funcionario público podrá recibir regalos cuyo valor exceda los 5 mil pesos. 
  • En las relaciones comerciales o financieras con empresas internacionales se dará preferencia a aquellas originarias de países cuyos gobiernos se caractericen por su honestidad y castiguen sin tolerancia alguna las prácticas de sobornos o de corrupción. 
  • Desde hoy están abiertas las puertas de Los Pinos, que ha dejado de ser la residencia oficial del presidente para convertirse en un espacio dedicado a la recreación, el arte y la cultura del pueblo. 
  • Ya el Estado Mayor presidencial pasó a formar parte de la Secretaría de la Defensa; de la misma manera desaparece el CISEN. No habrá espionaje a opositores. 
  • Está en venta el avión presidencial y toda la flotilla de aviones y helicópteros que eran utilizados para el traslado de altos funcionarios públicos. 
  • Ya no recibirán pensión los expresidentes, ni tendrán a su servicio funcionarios púbicos sean civiles o militares. 
  • No habrá inspectores de vía pública para estar supervisando a establecimientos comerciales, empresariales o de servicios. 
  • Reiteramos: no estamos en contra de quienes invierten generan empleos y se comprometen con el desarrollo de México, sino de la riqueza mal habida. 
  • Se fomentará el turismo para impulsar el desarrollo y crear empleos; también, desde este mes, iniciará un programa de mejoramiento urbano en las colonias marginadas de cinco centros turísticos: Los Cabos, Puerto Vallarta, Bahía de Banderas, Acapulco y Solidaridad. 
  • Se construirá el Tren Maya para comunicar por este medio de transporte rápido y moderno a turistas y pasajeros nacionales en los estados de Chiapas, Tabasco, Campeche, Yucatán y Quintana Roo. 
  • Se creará un corredor económico y comercial en el Istmo de Tehuantepec que comunicará Asia y la costa este de Estados Unidos. 
  • Vamos a destinar mayor inversión pública para producir con urgencia más petróleo, gas y energía eléctrica y así enfrentar la crisis que dejaron los políticos neoliberales y los responsables de la llamada reforma energética. 
  • Se rehabilitarán las seis refinerías existentes y se iniciará, en unos días más, la construcción de una nueva refinería en Dos Bocas, Paraíso, Tabasco, para lograr que en tres años se produzca en México toda la gasolina que consumimos. 
  • Se detendrá el plan de desmantelamiento de la Comisión Federal de Electricidad. 
  • Impulsaremos el desarrollo de fuentes de energía alternativas renovables, como la eólica, la solar, la geotérmica y la mareomotriz. 
  • Protegeremos la diversidad biológica y cultural de México. Impulsaremos prácticas agroecológicas que aumenten la productividad sin dañar a la naturaleza. No se permitirá la introducción y el uso de semillas transgénicas. 
  • No usaremos métodos de extracción de materias primas que afecten la naturaleza y agoten las vertientes de agua como el fracking. 
  • No se permitirá ningún proyecto económico, productivo, comercial o turístico que afecte el medio ambiente. 
  • Habrá cobertura universal en telecomunicaciones y se conectará al país con internet utilizando la infraestructura y las líneas de la Comisión Federal de Electricidad. 
  • En tres años quedará solucionado en definitiva el problema de la saturación del actual aeropuerto de la Ciudad de México; para entonces ya estarán funcionando las vialidades, dos pistas nuevas y la terminal de pasajeros en la base aérea de Santa Lucía, con lo cual se salvará el Lago de Texcoco y nos habremos ahorrado 100 mil millones de pesos. 
  • Desde el 1 de enero se creará la zona libre en los 3,180 kilómetros de frontera con Estados Unidos (…) se bajará el IVA del 16 al 8% y el Impuesto Sobre la Renta será del 20 por ciento. 
  • El salario mínimo nunca se fijará por debajo de la inflación, como llegó a suceder en el periodo neoliberal. 
  • Se reformará el Artículo 35 de la Constitución para quitar todos los obstáculos y candados en la celebración de consultas ciudadanas, a fin de que el pueblo tenga siempre el derecho a participar en las decisiones de interés público. 
  • Cumpliré el compromiso de someterme a la revocación del mandato; el primer domingo de julio de 2021, habrá una consulta. 
  • No habrá divorcio entre el poder y el pueblo, nunca perderé la comunicación con ustedes, con la gente. 
  • Todos los días, a partir del lunes próximo, desde las 6 de la mañana encabezaré en el Palacio Nacional, la reunión del Gabinete de Seguridad para garantizar la paz y la tranquilidad a los mexicanos. 
  • Se creará, si lo aprueban el pueblo y el Congreso, una Guardia Nacional para garantizar la seguridad pública en el país. 
  • Se van a constituir 266 coordinaciones de seguridad pública en todo el país atendidas por la guardia nacional para proteger a los ciudadanos que son víctimas de asesinatos, secuestros, robos y otros delitos. 
  • El presidente de la República, de conformidad con la ley, es el Comandante Supremo de las Fuerzas Armadas, y nunca dará la orden de que el Ejército o la Marina masacren al pueblo. 
  • Hoy inició el proceso de amnistía para dejar en libertad a presos políticos o víctimas de represalias de caciques, funcionarios o gobernantes del antiguo régimen autoritario. 
  • Se investigará a fondo la desaparición de los jóvenes de Ayotzinapa; se conocerá la verdad y se castigará a los responsables. 
  • Se respetará la libertad de expresión; nunca el gobierno aplicará censura a ningún periodista o medio de comunicación
  • La Fiscalía General contará, en los hechos, con absoluta autonomía; no recibirá consigna del Presidente de la República. 
  • Mantendremos relaciones respetuosas con el Poder Legislativo y con el Poder Judicial y el Poder Ejecutivo dejará de ser el poder de los poderes. 
  • Desde anoche entró en vigor el Plan de Protección Civil; el ABC para los casos de inundaciones, incendios, temblores y otros desastres. 
  • La política exterior se sustentará en la cautela diplomática y en los principios de autodeterminación de los pueblos, no intervención, solución pacífica de controversias. 
  • La relación con el gobierno de Estados Unidos será de respeto, beneficio mutuo y buena vecindad. 
  • Como nos comprometimos, los 50 consulados que México tiene en Estado Unidos se van a convertir en defensorías para la defensa de migrantes. 
  • Se logrará el renacimiento de México haciendo realidad el progreso con justicia y una manera de vivir sustentada en el amor a la familia, al prójimo, a la naturaleza, a la patria y a la humanidad. 
  • Se garantizará la libre manifestación de ideas y de creencias religiosas y la libertad de prensa. 
  • Vamos a convocar a maestros, antropólogos, psicólogos, sociólogos, filósofos y profesionales de otras disciplinas, así como a religiosos, librepensadores, ancianos respetables y ciudadanos en general para la celebración de un congreso en el cual se elabore una Constitución Moral, que ayude a fortalecer valores nacionales, culturales y espirituales
  • Vamos a preservar nuestra memoria histórica. Se promoverá la lectura en general y particularmente de la historia, el civismo, la ética. 

jpob

(17 , 17)