Redacción MX Político.- El presidente Andrés Manuel López Obrador dijo que él no es Enrique Peña Nieto ni Felipe Calderón para aplicar una estrategia de “mátalos en caliente” a los integrantes del crimen organizado que han generado una crisis de inseguridad en Aguililla, Michoacán.

“No soy Peña, no soy Felipe Calderón, no soy partidario del ‘matalos en caliente’, no soy partidario de torturas, no soy partidario de la asociación delictuosa que se daba entre delincuencia y autoridades, somos distintos. O sea, vivimos asediados porque es una temporada de canallas, temporada de zopilotes, pero no, tenemos ideales, tenemos principios”, aseguró el mandatario.

López Obrador informó que se abrió una mesa de diálogo en Aguililla, pero aseguró que no se puede dejar sin protección a la ciudadanía: “Tiene que seguir el Ejército y la Guardia Nacional porque sino se convierte en terreno de nadie o de quien se impone mediante la violencia y somete y eso no lo vamos a permitir, el estado tiene como función básica garantizar la paz y la tranquilidad no le vamos a dejar como antes el que garanticen la paz los grupos de autodefensa”.

Asimismo, hizo una invitación: “Que hagamos a un lado el odio, el rencor, que llevemos a la práctica el principio del amor al prójimo, que no nos hagamos daño, no a la violencia, sí a la paz, al diálogo y que no se dejen manipular por grupos delictivos que tienen otros propósitos”.

“Nosotros estamos en la mejor disposición de ayudarlos a toda la población pero que no opten, que no decidan por querer resolver las cosas con violencia, se los pide el presidente de México“, concluyó.

jpob

(13 , 5)