Redacción MX Político.- El presidente Andrés Manuel López Obrador descartó que el conflicto entre Ricardo Monreal y Layda Sansores provoque una fractura al interior de Morena, al señalar que el origen de su movimiento está basado en la gente y no en los líderes.

“Tampoco me preocupa porque ya hay un pueblo muy politizado y muy unido. A veces los dirigentes no quieren aceptar esa nueva realidad y ya no son tan importantes los dirigentes, no somos tan importantes. El papel protagónico en estos tiempos de transformación lo tiene el pueblo.

“No, no, no, no, no, no, no, la fuerza de nuestro movimiento está en el pueblo, no hay ningún líder, por importante que sea, eso que se lo aprendan, para que no vayan a levitar y se sientan como antes, ahí vienen las masas, ahí viene el pueblo detrás de nosotros. No vaya nadie detrás de ellos si no actúan de manera consecuente”, sentenció.

Desde hace unas semanas, el senador zacatecano Ricardo Monreal y la gobernadora de Campeche, Layda Sansores, han protagonizado encontronazos por la filtración de audios por parte de la mandatario para evidenciar la supuesta traición del legislador al movimiento político lopezobradorista para congraciarse con la oposición.

En específico, Sansores ha señalado a Monreal de haber pactado con Alejandro Moreno, líder nacional del PRI, impunidad para él ante diversas acusaciones por enriquecimiento ilícito interpuestas por la Fiscalía General de Justicia de Campeche.

Monreal ha señalado que con una estrategia burda, algunos intereses al interior de Morena buscan eliminarlo de la contienda electoral de 2024. En ese sentido, se ha lanzado contra Claudia Sheinbaum especialmente por promover una guerra de descalificaciones y ataques en su contra.

Respecto a la filtración de audios y conversaciones privadas, López Obrador reconoció que esta práctica no debe emplearse porque es de mal gusto.

jpob

(8 , 8)