Redacción MX Político.- La alcaldesa de Tijuana ,Monserrat Caballero, aclaró el sentido de sus declaraciones del fin de semana en que pidió a los criminales “cobrarle a quienes les deben” y no atentar contra la ciudadanía; ello luego de los hechos violentos suscitados en la ciudad fronteriza la noche del viernes.

El viernes pasado, se reportó el incendio de varias unidades de transporte público en distintas ciudades de Baja California, como Mexicali, Ensenada, Tecate y Tijuana.

Ante estos hechos, la funcionaria municipal pidió a los grupos criminales que “cobren las facturas a quienes no les pagaron lo que les deben, no a las familias, no a los ciudadanos que trabajan”.

Sin embargo, ante la interpretación que se dio en el sentido de que llamó a mantener los cobros extorsivos, conocidos como “derecho de piso” que suelen realizar algunas agrupaciones criminales en el país, este lunes, la funcionaria aclaró el sentido de su llamado.

“Advertir a los delincuentes que entre ellos se cobran las facturas que dicen deben otros grupos delictivos o incluso porque hay que hablar como es, mencionan a algunos grupos, algunos personajes de diversos órdenes de gobierno. No vamos a permitir que se les toque el pelo a los ciudadanos, que cobren las facturas a quienes les deben, pero si atentan contra el estado derecho… Yo protejo a los ciudadanos”, lanzó en entrevista para “Por la Mañana”, con Ciro Gómez Leyva.

“No estamos acostumbrados a que se hable de la manera en que su servidora habla, pero si hay que aclararlo, ahí está la declaración, no me retracto de mis palabras, me hago responsable de ellas. Malinterpretaron mis declaraciones, lo siento mucho”, insistió.

Resaltó además que tras la jornada violenta que vivió Tijuana el viernes, no se registraron pérdidas humanas ni víctimas de lesiones o desaparición forzada.

Criticó que se normalicen otros pronunciamientos públicos, como el que supuestamente hizo el Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG), organización criminal con presencia en prácticamente todo el país, que según diversos medios, hizo un llamado a los ciudadanos de Tijuana a respetar un toque de queda y no salir de sus casas durante todo el fin de semana; a lo que la primera edil respondió con una negativa.

“Yo salí inmediatamente aclararle a los ciudadanos que ningún grupo delictivo va coartar su libertad”, sostuvo la funcionaria, de extracción morenista.

También explicó que su función como autoridad municipal no alcanza para combatir acciones del crimen organizado o de delitos del fuero común, competencias de las corporaciones federales y estatales respectivamente, por lo que sólo puede hacer tareas preventivas.

“Yo soy policía municipal, no soy Federación, no soy estado. No tengo la capacidad para desplegar fuerzas contra el crimen organizado. Si yo lo tuviera, no estaría definitivamente sólo con esa declaración. Estaría con acciones más contundentes”, dijo.

La semana pasada, se vivieron jornadas de violencia y terror en distintas localidades de varios estados del país; primero el miércoles en Guanajuato y Jalisco; el jueves en Ciudad Juárez, Chihuahua, y el viernes en Baja California, con Tijuana como principal localidad. En una revisión de datos realizada por Grupo Fórmula, se encontró a esta ciudad junto a su vecina, Rosarito, como una de las más afectadas por la incidencia de homicidios dolosos en el primer semestre del año.

jpob

(33 , 4)