El diputado federal Rodrigo Fuentes Ávila señaló que es preocupante que no exista en el Gobierno Federal una estrategia integral para erradicar la pobreza, que sólo refleja carencias sociales en México, desigualdad manifiesta en el incremento de más personas en esta situación vulnerable de las que había en 2018.

Al presentar el posicionamiento de la bancada del PRI en la comparecencia de la secretaria de Bienestar, Ariadna Montiel Reyes, como parte de la Glosa del Informe de Gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador, el legislador del PRI sostuvo que es necesario entender que la pobreza es un problema multidimensional que requiere la intervención conjunta de los tres órdenes de gobierno.

En un comunicado argumentó que ser autocríticos obliga a admitir los resultados de las evaluaciones técnicas del Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval) y aceptar las observaciones de la Auditoría Superior de la Federación, en la operación de los programas sociales, donde se ha detectado el desvío de recursos públicos y lucrar con la necesidad de la gente.

En ese sentido, convocó a instalar un gabinete social para evitar la duplicidad y crear un padrón único de beneficiarios, además de evitar utilizar estos programas, como en los comicios de este año en seis estados, donde se emplearon para amenazar y coaccionar el voto. Cuestionó a la funcionaria sobre las medidas que tomarán para que no se repita esta situación en las elecciones de Coahuila y el Estado de México, el próximo año.

En su oportunidad, el diputado Miguel Sámano Peralta sostuvo que velar por el mejoramiento de las condiciones de vida de los sectores más vulnerables, requiere que la Política Social identifique sus limitaciones y atender sus áreas de oportunidad, a fin de optimizar sus recursos y potenciar sus resultados.

Por ello, preguntó a la titular de Bienestar por qué después de cuatro años y a pesar de los crecientes recursos asignados a su dependencia sigue aumentando la pobreza en México, ya que para este año habrá 2.5 millones más de pobres. Agregó que se requiere pasar de la política social de las “buenas intenciones” a la de los resultados, para dejar de ser uno de los países más desiguales.

En su intervención, la diputada Frinné Azuara Yarzábal aseguró que a este gobierno no le interesan los pobres cuando actualmente hay 35 millones que no gozan del derecho a la salud por parte del Estado, muestra, dijo, que la política social se ha convertido en asistencialista, populista y electorera. Por ello, cuestionó a la titular de Bienestar, acerca de las acciones previstas para resarcir el daño y evitar que esta cifra siga creciendo en el país.

Expuso que las crecientes atenciones que han tenido los consultorios a farmacias adyacentes, ya llegan a 120 millones de consultas en un año para toda esta población es la más vulnerable y pobre del país, y es la que está acudiendo a ejercer estos servicios de salud privados y que le están costando más del 40 por ciento de sus ingresos familiares, en la compra de medicamentos. Subrayó que estos números evidencian que la política social se ha convertido en una política asistencialista, populista y electorera.

jpob

(9 , 9)