Martine Moïse, la esposa del presidente Jovenel Moïse que resultó herida en el ataque en que el mandatario fue asesinado el 7 de julio en su residencia privada, regresó este sábado a la nación caribeña tras ser dada de alta de un hospital en Miami.

Su llegada no fue anunciada y sorprendió a muchos en el país de más de 11 millones de habitantes, que continúa lidiando con la inestabilidad después del asesinato de Jovenel Moïse en un ataque armado en el que, según las autoridades, participaron haitianos, haitiano-estadounidenses y ex soldados colombianos.

Martine Moïse descendió a pie del avión en el aeropuerto de Puerto Príncipe. Llevaba un vestido negro, un chaleco antibalas negro, una mascarilla negra y un cabestrillo negro en el brazo derecho al bajar lentamente los escalones de lo que parecía ser un avión privado. Fue recibida por el primer ministro interino Claude Joseph y otros funcionarios.

A principios de semana, Martine Moïse tuiteó desde el hospital en Miami que no podía creer que su esposo, Jovenel Moïse, se hubiera ido “sin decir una última palabra”.

(1 , 1)