Redacción MX Político.- Se detectó un tipo de poliovirus derivado de las vacunas en muestras de aguas residuales de Londres, dijeron el miércoles la Organización Mundial de la Salud y funcionarios de salud británicos, y agregaron que se estaban realizando más análisis.

No se han encontrado casos humanos de poliomielitis en Gran Bretaña, donde la enfermedad paralizante fue erradicada por completo hace dos décadas.

La OMS dijo en un comunicado que se había encontrado “poliovirus tipo 2 derivado de la vacuna (VDPV2)” en muestras ambientales en la capital británica.

“Es importante señalar que el virus se ha aislado solo de muestras ambientales”, dijo, y destacó que “no se han detectado casos asociados de parálisis”.

Pero advirtió, “cualquier forma de poliovirus en cualquier lugar es una amenaza para los niños en todas partes”.

Un esfuerzo global masivo en las últimas décadas ha estado cerca de erradicar la poliomielitis, una enfermedad viral incapacitante y potencialmente mortal que afecta principalmente a niños menores de cinco años.

Los casos han disminuido en un 99 por ciento desde 1988, cuando la poliomielitis era endémica en 125 países y se registraron 350.000 casos en todo el mundo.

La versión salvaje del virus ahora existe solo en Afganistán y Pakistán, pero un tipo de vacuna que contiene pequeñas cantidades de poliomielitis debilitada pero viva todavía causa brotes ocasionales en otros lugares.

‘Consultar historiales de vacunación’

La vacuna oral contra la poliomielitis (OPV) se replica en el intestino y puede transmitirse a otros a través del agua contaminada con heces, lo que significa que no dañará al niño que ha sido vacunado, pero podría infectar a sus vecinos en lugares donde los niveles de higiene e inmunización son bajos.

Si bien es más débil que el poliovirus salvaje, esta variante puede causar enfermedades graves y parálisis en personas que no están vacunadas contra la enfermedad.

A nivel mundial, hubo 959 casos confirmados de VDPV2 en 2020, según la OMS.

La experta en erradicación de la poliomielitis Kathlene O’Reilly advirtió el miércoles que el descubrimiento en las muestras de aguas residuales de Londres sugiere que “puede haber una propagación localizada del poliovirus, muy probablemente entre personas que no están al día con las vacunas contra la poliomielitis”.

“La forma más efectiva de prevenir una mayor propagación es verificar los historiales de vacunación, especialmente de los niños pequeños, para verificar que la vacuna contra la poliomielitis esté incluida”, dijo.

La cobertura de inmunización contra la poliomielitis en Londres es de casi el 87 por ciento, dijo la OMS.

La agencia de salud de la ONU ha pedido que la OPV se elimine gradualmente en todo el mundo y se reemplace con la vacuna inactivada contra la poliomielitis (IPV).

Gran Bretaña dejó de usar OPV en 2004, y las autoridades sanitarias británicas dijeron que era probable que el virus encontrado en las muestras de aguas residuales hubiera sido importado por alguien que recientemente fue vacunado con él en el extranjero.

(7 , 7)