Redacción MX Político.- La vicepresidenta Kamala Harris visitará hoy la frontera entre Estados Unidos y México, como parte de la estrategia de la Casa Blanca para enfrentar la crisis migratoria, tras fuertes críticas de ambos partidos sobre el tema.

El presidente Joe Biden le asignó a Harris la tarea de liderar las acciones para detener el flujo de migrantes que llegan al límite sur del país, y durante varios meses la vicemandataria enfrentó cuestionamientos por parte de demócratas y republicanos, por negarse a hacer el viaje hasta ahora y por sus contradictorias explicaciones acerca de por qué no lo ha hecho.

Como parte de su programa de trabajo Harris hará una parada en El Paso, Texas el viernes, donde visitará un centro de procesamiento de la agencia de Aduanas y Patrulla Fronteriza, conversará con activistas de organizaciones religiosas, así como con proveedores de refugios y servicios legales.

De acuerdo con el portal digital Politico, se espera que la acompañe el secretario de Seguridad Nacional, Alejandro Mayorkas, según fuentes familiarizadas con el viaje.

Los republicanos aprovecharon la ausencia de Harris y Biden de la frontera para acusar de débil a la administración en cuanto a la seguridad fronteriza, y de esa forma buscan revivir una potente arma política contra los demócratas con vistas a las elecciones de mitad de período de 2022, señala la agencia Associated Press.

La vicemandataria y su equipo rechazaron de manera reiterada las críticas a la ausencia de ella y del jefe de la Casa Blanca en dicho borde limítrofe binacional, argumentando que está más enfocada en abordar las condiciones desestabilizadoras que impulsan a miles de migrantes de Centroamérica a dirigirse a la frontera buscando refugio.

Ese fue el mensaje central durante su reciente visita de dos días a México y Guatemala a principios de este mes, ocasión en que se reunió con funcionarios locales e imploró a los migrantes que no hicieran el viaje a través de territorio mexicano hacia Estados Unidos.

El periplo de Harris se produce pocos días antes de que el expresidente Donald Trump visite la zona fronteriza mexicano-estadounidense, un recorrido en el que estará acompañado por el gobernador republicano de Texas, Greg Abbott, y un grupo de miembros de ese partido en la Cámara de Representantes.

La cantidad de migrantes que llegan a la frontera sur de Estados Unidos creció de forma inusitada en meses recientes, desde que asumió el gobierno de Biden, y según cifras del Servicio de Aduanas y Protección Fronteriza, más de 180 mil indocumentados fueron detenidos en la zona.

Más de 18 mil niños no acompañados cruzaron la frontera en marzo, según cifras oficiales, el número mensual más alto registrado anteriormente fue de más de 11 mil niños que cruzaron la frontera en mayo de 2019.

jpob

(18 , 5)