La vicepresidenta venezolana, Delcy Rodríguez, ha anunciado este sábado la detención de tres paramilitares colombianos vinculados con el grupo criminal del ‘Koki’ durante un operativo realizado en Caracas. Se trata de una banda delictiva organizada que mantenía control sobre una de las barriadas más grandes de la capital, la Cota 905, y que tenía influencia en otras zonas conocidas como El Valle, El Cementerio, El Paraíso, La Vega y Santa Rosalía.

Asimismo, la vicepresidenta recordó que el pasado miércoles, los grupos armados de la Cota 905 iniciaron acciones violentas con el fin de “sembrar angustia en la población de Caracas”, con el objetivo de pretender socavar el Estado de Derecho.

Según la alta funcionaria, todos los hechos de la Cota 905 tienen que ver con el “extremismo de la derecha”. De hecho, aseveró que “Juan Guaidó tiene acuerdos con representantes colombianos con el objetivo de entregar el territorio venezolano al narcotráfico”, y que se trata de “un plan del extremismo encabezado por Leopoldo López”.

(1 , 1)