Un estudio científico recientemente publicado en Argentina evaluó la capacidad neutralizante de la vacuna rusa Sputnik V contra la variante Lambda de coronavirus, que está circulando con fuerza en América Latina. 

De acuerdo al informe al que accedió RT, el inoculador ruso otorga una “protección equivalente” a la que muestra con la cepa B.1, que dio origen a la pandemia y se expandió por el mundo durante la primera ola del covid-19. 

El estudio, realizado por varias instituciones científicas, evaluó el nivel de inmunización de las personas previamente infectadas y las vacunadas con Sputnik V, respecto de la cepa detectada originalmente en Perú, también llamada ‘Andina’, comparándolo con el resto de las variantes que predominan en el país. 

“Observamos que en los distintos grupos evaluados no hay diferencia entre la variante Andina con la cepa de referencia, que es la de la primera ola. O sea, que el nivel de protección evaluado en este ensayo en particular es equivalente”, dice a RT Gabriela Turk, licenciada en Ciencias Biológicas de la Universidad de Buenos Aires (UBA) e investigadora independiente del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (Conicet).

(5 , 1)