Redacción, MX Político.-  La extrema derecha de Marine Le Pen fracasó en su intento de ganar por primera vez un gobierno local en Francia este domingo en la segunda vuelta de comicios regionales, mientras que el partido centrista de Emmanuel Macron sufrió un nuevo estancamiento a diez meses de las elecciones presidenciales.

El joven partido presidencial, La República en Marcha (LREM), de Emmanuel Macron, no logró alzarse en ninguna de las 13 regiones de Francia metropolitana, pagando su falta de implantación territorial.

Es una “decepción para la mayoría presidencial”, admitió Stanislas Guerini, jefe de LREM.

La abstención fue la gran protagonista de estas elecciones, con un máximo histórico de alrededor del 66%, el mismo nivel que en la primera vuelta y muy por encima del 55% de las precedentes elecciones regionales de 2015.

“Lo que estamos viendo es la culminación de una desconexión entre los votantes y la clase política”, dijo a la AFP Jessica Sainty, profesora de política en la Universidad de Aviñón, aunque reconoció que la crisis de covid-19 también influye en la alta abstención.

JAM

(10 , 1)