La Policía del estado de Massachusetts detuvo este sábado a 11 personas fuertemente armadas y vestidas con indumentaria militar después de un enfrentamiento que duró casi nueve horas porque los desconocidos se negaban a bajar sus armas y a acatar las órdenes de los agentes, informaron medios locales.

El hecho se presentó en la ciudad de Wakefield alrededor de la una de la madrugada, cuando un patrullero observó dos vehículos detenidos en el carril de averías de una vía interestatal con las luces de emergencia encendidas. Cuando se detuvo a ofrecer su ayuda, vio fuera de los autos a casi una docena de personas con uniformes “estilo táctico o militar”, algunas de ellas con rifles largos y pistolas, detalló en un reporte a la prensa el coronel de la Policía estatal, Christopher Mason.

Tras un interrogatorio del agente, el grupo dijo que se dirigía desde el estado de Rhode Island al de Maine para un “entrenamiento”. Sin embargo, ninguna de las 11 personas tenía licencia para portar armas, así que el oficial decidió llamar refuerzos. “Como pueden imaginarse, 11 individuos parados con armas largas deambulando en una autopista interestatal a las dos de la madrugada sin duda eso genera preocupaciones y no es consistente con las leyes de armas de fuego que tenemos en Massachusetts”, comentó Mason.

Otros policías locales y estatales acudieron al sitio, ante lo cual los desconocidos armados decidieron internarse en los bosques cercanos. Eso obligó a las autoridades a establecer un perímetro, cerrando partes de la carretera, y a pedir a los residentes de los vecindarios circundantes refugiarse. Hacia las 10 de la mañana, nueve de los sospechosos se rindieron en medio de una negociación con la Policía. Posteriormente fueron detenidos dos más. Se incautaron ocho armas, incluidos tres fusiles de asalto AR-15.

(3 , 1)