Redacción MX Político.- Los surcoreanos comenzaron a votar por un nuevo presidente el miércoles con la desigualdad económica como una de las principales preocupaciones, a pesar de los crecientes ruidos de sables del Norte con armas nucleares.

La votación anticipada récord indica que la participación será alta después de una campaña dominada por los insultos entre el liberal Lee Jae-myung y el conservador Yoon Suk-yeol.

La pareja ha estado cabeza a cabeza en las encuestas durante meses, con alrededor del 90 por ciento del electorado apoyando a uno u otro.

Los analistas dicen que la política de Corea del Sur es particularmente antagónica, ya que la democracia solo se restauró en 1987 después de décadas de gobierno autoritario.

Los presidentes cumplen solo un mandato de cinco años, y todos los exlíderes vivos han sido encarcelados por corrupción después de dejar el cargo.

Yoon ya ha amenazado con investigar al presidente saliente Moon Jae-in, citando “irregularidades” no especificadas.

Los colegios electorales abrieron a las 6 a.m. y cerrarán a las 6 p.m. Durante 90 minutos después del cierre, los votantes positivos para COVID podrán emitir sus votos.

Corea del Sur está atrapada en una ola de Omicron con más de 200,000 casos nuevos registrados la mayoría de los días de este mes.

Más de un millón de personas se encuentran actualmente aisladas en sus hogares después de dar positivo, dicen las autoridades sanitarias. El país modificó sus leyes electorales el mes pasado para garantizar que pudieran votar.

En un ejercicio de votación anticipada de dos días la semana pasada, un récord del 37 por ciento de los 44 millones de personas elegibles emitieron sus votos, el número más alto desde que se introdujo el sistema en 2013.

Las encuestas muestran que las principales preocupaciones entre el electorado son el aumento vertiginoso de los precios de la vivienda en la capital, Seúl, el aumento de la desigualdad interna y el obstinado desempleo juvenil.

El nuevo presidente también tendrá que enfrentarse a una Corea del Norte cada vez más asertiva, que se ha embarcado en una serie de pruebas de armas sin precedentes este año, incluido un lanzamiento pocos días antes de las elecciones.

(6 , 1)