Redacción MX Político-. Un alto funcionario del Departamento de Estado de Estados Unidos confirmo el lunes que recibieron “un seguimiento por escrito de Rusia” mientras continúan las negociaciones con Ucrania.

El documento de seguimiento se produjo un día después de que Washington contestara a una lista de demandas rusas y antes de la llamada telefónica prevista entre el secretario de Estado estadounidense, Antony Blinken, y el ministro de Asuntos Exteriores ruso, Sergey Lavrov, este martes.

“Sería improductivo negociar en público, así que dejaremos que Rusia decida si quiere discutir su respuesta”, expreso el portavoz, que agregó que siguen “plenamente comprometidos con el diálogo”.

La representante permanente de Estados Unidos ante la ONU, Linda Thomas-Greenfield, comentó que Estados Unidos acusó a Rusia de planear la concentración de miles de tropas en la frontera entre Bielorrusia y Ucrania, que Estados Unidos “pidió esta reunión para permitir a los rusos darnos una explicación de cuáles son sus acciones”.

El presidente apeló la semana pasada a un enfoque “equilibrado” y a no caer en el “pánico”

Rusia ha desplegado a unos 120 mil militares cerca de la frontera con Ucrania. Por su parte, el presidente de Ucrania, Volodimir Zelenski, promulgó un decreto para profesionalizar las Fuerzas Armadas y que incluye, entre otras medidas, la contratación de 100.000 efectivos adicionales en un plazo de tres años.

El plan contempla un refuerzo progresivo y, además, una mejora generalizada de sueldos, de tal forma que ningún militar cobre “menos de tres sueldos mínimos”, detallo Zelenski.

El mandatario explico el decreto como “la transición de Ucrania hacia la base de un Ejército profesional”.

“El decreto ve la luz porque habrá una guerra pronto y queremos estar seguros de que la paz prevalezca en Ucrania”, añadió Zelenski, que confía en poder depender de sí mismos en caso de emergencia, pero al mismo tiempo también ha querido agradecer el apoyo de los países aliados.

Zelenski ha tratado en estos últimos días de calmar los ánimos ante las crecientes presiones por una hipotética invasión rusa, especialmente desde Estados Unidos. El presidente apeló la semana pasada a un enfoque “equilibrado” y a no caer en el “pánico”.

KC

(15 , 1)