Redacción MX Político.- El proyecto de ley de gastos sociales en el Congreso de Estados Unidos enfrenta un escenario difícil que puede complicar su aprobación, según indican hoy fuentes legislativas y medios de prensa.

Pese a la promesa a los demócratas liberales de la Cámara de Representantes de que la iniciativa se sometería a aprobación en los próximos días, lo cierto es que las estipulaciones sobre el clima y programas de beneficio social están en la cuerda floja y se pueden desplomar, estiman analistas.

Además de los contratiempos que aún enfrenta entre los representantes, el plan de gastos del presidente Joe Biden afronta la amenaza de cambios en el Senado, ya que los demócratas tienen una escasa mayoría más los retos de complicadas normas presupuestarias, señaló el diario The Hill.

Los integrantes de la tolda azul aprobaron el proyecto de infraestructura el viernes último a duras penas y todavía no hay indicativo que el llamado proyecto de reconciliación presupuestaria pueda avanzar cuando senadores de esa agrupación advierten que es probable que cambie una vez que llegue a sus manos.

The Hill recoge los variados retos de la iniciativa en el Senado, entre estos, una mayoría aún más estrecha, normas complejas que rigen lo que puede estar en la legislación y un proceso caótico que permite a los republicanos tratar de restar suficientes demócratas para inyectar cambios en la legislación o hundirla por completo.

Precisa el diario que los líderes demócratas y de la Cámara de Representantes trabajan para limar los detalles del proyecto de ley antes de que sea aprobado esa instancia y enviado al Capitolio, para allanar su camino al presidente Biden y calmar a los nerviosos moderados.

Sin embargo, cualquier modificación por el Senado obligará a que el proyecto de ley retorne de nuevo por la Cámara de Representantes, incluso cuando el Congreso se enfrenta a una acumulación legislativa en diciembre.

El senador moderado Joe Manchin (D-W.Va.), blanco de críticas dentro de los azules, dijo que tiene «preocupaciones» sobre el texto y adelantó que lo que apruebe la Cámara, si lo logra, «no va a ser el proyecto de ley en el que trabaje».

En los últimos días Nancy Pelosi (demócrata por California) y presidenta de la Cámara intento resolver los puntos de fricción de última hora entre los moderados y los progresistas en temas como la inmigración y las negociaciones sobre los medicamentos recetados.

Algunos entendidos señalan además que lo que pueda aprobar la llamada Cámara baja sobre la inmigración y los permisos remunerados también podrían ser eliminados en el Senado.

«Creo que el siguiente paso lo va a dar la Cámara. Esperaremos a ver qué nos informan», dijo la víspera el senador Dick Durbin (d) sobre el curso de las negociaciones.

A partir de este lunes los demócratas se centran en el paquete de gastos tras la aprobación de las infraestructuras pero, el proceso será complicado y existe la amenaza de que pueda naufragar antes de llegar a la firma del presidente Biden.

jpob

(3 , 3)