Redacción, Noticias MX Político. La policía tuvo la oportunidad de detener al atacante de Uvalde tan solo tres minutos después de que irrumpiera en la escuela primaria Robb, pero la dejó pasar, aseguró este martes el jefe de Seguridad Pública de Texas.

En un testimonio ante el Senado estatal, Steve McCraw, director del Departamento de Seguridad Pública de Texas, calificó de “fracaso abyecto” la oportunidad perdida para neutralizar a Salvador Ramos, de 18 años, quien asesinó a 19 niños y dos maestras el 24 de mayo mientras los agentes dudaban en actuar.

Los retrasos en la respuesta de las fuerzas del orden público se han convertido en el foco de investigaciones federales, estatales y locales.

Según Excélsior, McCraw delineó ante los legisladores una serie de oportunidades perdidas, fallas en la comunicación y otros errores.

Las preguntas sobre la respuesta de las fuerzas del orden comenzaron días después de la masacre, cuando se informó de varias llamadas de emergencia hechas por los propios niños al 911 alertando sobre el tirador.

Las familias de quienes perdieron la vida durante el tiroteo exigen que la policía rinda cuentas y aclare sus posibles omisiones durante su respuesta inicial a la masacre. JAM

(10 , 10)