José Pedro Castillo, un maestro rural de 51 años, asumió hoy la presidencia de Perú en una jornada cargada de emotividad en la que también se celebraron los primeros 200 años de la Independencia de este país. 

“Juro por los campesinos, los pueblos indígenas, los ronderos, los pescadores, los docentes, los profesionales, los niños, jóvenes y mujeres, que ejerceré el cargo de presidente. Juro por los pueblos del Perú, por un país sin corrupción y por una nueva Constitución”, expresó frente al Parlamento.

El líder sindical que se postuló como candidato del partido izquierdista Perú Libre comenzó así su gestión para el período 2021-2026 con la misión de controlar la pandemia del covid-19, reducir los índices de pobreza y dotar de certidumbre política a un país que vio desfilar a cuatro presidentes en tan solo cinco años. 

La ceremonia del traspaso de mando se llevó a cabo en la sede del Congreso Nacional, en donde la presidenta de este órgano, María del Carmen Alva Prieto, le colocó la banda presidencial a Castillo, quien después juró en el cargo y ofreció su primer mensaje oficial durante la sesión solemne.

“Comienzo saludando a mis hermanos codescendientes de los pueblos originarios, a mis hermanos ronderos, maestros, quechuas, a los aymaras, a los afroperuanos, me dirijo a ustedes el día que se cumplen 200años de la declaratoria del Perú, dos siglos de vida republicana. Es un orgullo para mí estar en este recinto”, expresó.

(7 , 1)