La Organización Panamericana de la Salud (OPS), informó el miércoles que en las últimas semanas, en Norteamérica los casos de Covid-19 subieron mientras que en Sudamérica hubo una bajada. La OPS resaltó un incremento de casi 20% de nuevos contagios en toda la región.

La directora de la OPS, Carissa Etienne, durante una rueda de prensa comentó, “en Norteamérica, las infecciones aumentaron en un tercio debido a las alzas repentinas en Estados Unidos y Canadá”.

A su vez, mencionó que desde enero y por primera vez, Estados Unidos reportó más de 100,000 nuevas infecciones diarias y que la capacidad hospitalaria en el sur del país sigue siendo “preocupantemente baja”.

En cuanto a la provincia canadiense de Alberta, se duplicaron los contagios, desnudando una “escasez crítica” de personal en los hospitales, agregó.

Así mismo, la directora destacó el declive de las infecciones de coronavirus en el sur del continente, que a mediados de junio era epicentro de la pandemia mundial.

“La mayoría de los países de Sudamérica están experimentando una disminución continua en las infecciones y muertes por Covid-19”, dijo Etienne.

Para Sylvain Aldighieri, gerente de incidentes de la OPS, esto se debe a una combinación de varios factores.

De acuerdo con los expertos, las bajas se dieron por la implementación de medidas más estrictas, restringiendo la movilidad y la interacción social y frenando la transmisión.

Otro factor importante a tener en cuenta es el aspecto inmunitario.

También fue de gran ayuda que las autoridades sanitarias instaron a vacunarse con todas las dosis necesarias y a mantener las medidas sanitarias recomendadas para frenar los contagios: distanciamiento social, uso de mascarilla y lavado frecuente de manos.

(7 , 1)