Redacción MX Político.- “Hasta el 1 de mayo, se han señalado a la OMS 228 casos en 20 países y otros 50 están investigándose”, dijo un portavoz de la OMS, Tarik Jasarevic, en una rueda de prensa desde Ginebra.

La mayoría de los casos de esta hepatitis infantil aguda de origen desconocido se registran en Europa, sobre todo en el Reino Unido, pero también ha habido notificaciones en América, Asia-Pacífico y Asia Meridional. Y el origen de la enfermedad sigue siendo un misterio.

Los primeros diez casos de esta hepatitis aguda fueron notificados por el Reino Unido a la OMS el 5 de abril, en niños menores de diez años sin dolencias previas. El 8 de abril ya se habían identificado 74 casos en el Reino Unido. Y, desde entonces, también se han detectado en países como España, Israel, Dinamarca, Italia, Estados Unidos, Indonesia y Bélgica, entre otros.

Esta hepatitis produce ictericia, diarrea, vómitos y dolores abdominales. La edad de los afectados oscila entre el mes y los 16 años. La mayoría de los casos no presentan fiebre. Y en ninguno se han detectado los virus habitualmente asociados a estas dolencias (los de las hepatitis A, B, C, D y E), según el Centro Europeo para la Prevención y el Control de las Enfermedades (ECDC) y la OMS.

Al menos cuatro de estos casos han sido mortales (tres en Indonesia), y la OMS indicó en su informe del 23 de abril que la décima parte de los niños hasta entonces afectados habían necesitado un trasplante de hígado tras contraer esta nueva enfermedad, que suele acarrear dolores abdominales, diarrea o vómitos.

Un análisis de estos misteriosos casos de hepatitis en Estados Unidos llevó a las autoridades sanitarias del país a pensar que su origen podría ser un patógeno común llamado adenovirus 41, detectado en decenas de estos casos, aunque esta clase de virus normalmente van asociadas a dolencias respiratorias leves. Pero, por ahora, esto sigue siendo una hipótesis.

Los adenovirus, normalmente banales, provocan problemas respiratorios, conjuntivitis o problemas digestivos. Son más frecuentes en invierno y se transmiten fácilmente en guarderías infantiles y escuelas. La mayoría de los seres humanos se infecta antes de los 5 años.

jpob

(24 , 1)