Redacción MX Político. – El Gobierno de Polonia menciono que la crisis migratoria que atraviesa la frontera con Bielorrusia no se resolverá “rápidamente” y que incluso puede durar meses, “si no años”.

La Guardia Fronteriza polaca informó de al menos dos intentos de entrada ilegal en la noche del martes al miércoles, con decenas de personas implicada en ambos casos. Varsovia acusa a Minsk de promover esta presión.

El pasado martes, varios soldados de las fuerzas de seguridad de Polonia resultaron heridos uno con lesiones graves, debido a enfrentamientos en los que los policías y militares respondieron con gas lacrimógeno al lanzamiento de palos y piedras desde la otra parte.

“La noche no fue tranquila”

El ministro de Defensa polaco, Mariusz Blaszcak, subrayo que “la noche no fue tranquila” y, aunque ha habido menos intentos de cruzar la frontera que en jornadas anteriores, el ‘modus operandi’ se repite. El gobierno polaco prevé que la situación se prolongue a meses e incluso años. Las autoridades polacas han registrado en lo que va de año más de 33 mil intentos de paso ilegal, con un pico en octubre de unos 17 mil 300.

Miles de migrantes, entretanto, permanecen prácticamente a la intemperie en territorio bielorruso, en campamentos improvisados expuestos a las inclemencias meteorológicas y al progresivo descenso de las temperaturas. Las autoridades bielorrusas han asegurado que unos mil de ellos durmieron esta noche a cubierto en una nave situada junto a la frontera.

Lukashenko defiende que ni él ni su Gobierno están utilizando a los migrantes como herramienta de presión política, a pesar de que él mismo reconoció públicamente que no impediría su paso hacia la UE como represalia por las sanciones adoptadas tras su polémica reelección como presidente en 2020.

KC

(6 , 6)