Redacción, Noticias MX Político.-   En Nueva York, Estados Unidos, un grupo de migrantes originarios de México y otros países latinos que trabajan repartiendo comida entre Manhattan y El Bronx formaron una Guardia Voluntaria Comunitaria, para protegerse a sí mismos ante el incremento de asaltos y robos durante el confinamiento sanitario por la pandemia.

La guardia emanó del Colectivo Alerta Puente Willis, que hace unos ocho meses creó la página de Facebook “El Diario de los Deliveryboys en la Gran Manzana” donde informan sobre sus actividades y principalmente protestan para exigir un alto a los incidentes de violencia y justicia para los 16 integrantes de la organización que han fallecido atropellados en esa zona.

Según Latinus, Sergio Solano Marcos, originario de la comunidad San Juan Puerto Montaña, municipio de Metlatónoc, Guerrero, es uno de los coordinadores del colectivo que cuenta con unos 200 integrantes y voluntarios, la mayoría guerrerenses y de otros estados de México, como Chihuahua, así como migrantes de Guatemala y Puerto Rico.

En entrevista con Latinus, Sergio Solano contó que desde hace un mes, todas las noches, el grupo se instala debajo del Puente Willis y ahí vigila que los repartidores terminen su jornada laboral a salvo.

Mediante WhatsApp y Telegram se envían y reciben alertas, principalmente de accidentes, pero también de intentos de asalto de modo que los deliveryboys acuden al punto donde se requiere su ayuda. Durante su vigilia, reciben comida y agua de parte de otros voluntarios.

Sergio tiene 36 años de edad y desde hace 16, vive en Estados Unidos, actualmente en Nueva York, donde trabaja como repartidor en la empresa DoorDash Food Delivery & Takeout; para él, los migrantes son el sector “más frágil” de la Unión Americana.

Para obtener empleo como deliveryboy, primero, se tiene que invertir en la compra de una bicicleta, equipo de protección y mochilas especiales para comida.

Jam

(9 , 9)