El proceso legal que enfrenta el ex líder de Argentina Mauricio Macri por presunto espionaje ilegal a los familiares de la tripulación del submarino ARA “San Juan” fue apelado, así lo aseguraron conocidos del ex mandatario.

Macri también apeló las medidas cautelares dictadas en su contra en cuanto a la prohibición de salir del país y un embargo de 100 millones de pesos argentinos.

Martín Bava, juez federal de la localidad bonaerense de Dolores ordenó un embargo sobre los bienes de Macri por 100 millones de pesos y le prohibió salir del país y ausentarse de su domicilio por más de diez días.

De acuerdo con las indagaciones judiciales, el objetivo del presunto espionaje fue el de obtener datos personales e información de los familiares y allegados de los 44 tripulantes del ARA San Juan, el submarino de la Armada argentina desaparecido en noviembre de 2017 y hallado hundido un año después.

“Todas estas tareas de inteligencia ilegal no contaron con autorización judicial alguna, ni fueron justificadas por órdenes de servicio fundadas en razones de seguridad interior o defensa nacional”, así lo mencionó el juez.

Para el juez Bava, esas acciones “se realizaron con el único objeto de influir en la opinión pública, en la opinión de esas personas y en el normal desenvolvimiento de las actividades de la agenda política de ese año, que según los criterios preestablecidos podían afectar a la gestión del entonces gobierno que el imputado encabezaba”.

(12 , 1)